Hiperhidrosis – Sudoración Excesiva

Hiperhidrosis, ¿Qué es y cómo se puede tratar?

Hiperhidrosis se define como un exceso de sudoración. La hiperhidrosis puede afectar a toda la superficie corporal o sólo estar localizada en axilas, palmas, plantas de los pies, cuero cabelludo, etc.

TRATAMIENTO DE LA HIPERHIDROSIS

Existen varios tratamientos que van desde la utilización de desodorantes o antitranspirantes hasta la cirugía (simpatectomía). Una opción terapéutica más novedosa es la inyección intradérmica de toxina botulínica, que produce unos resultados excelentes con una duración del efecto en torno a los 6 meses. Es un tratamiento sencillo de realizar y muy seguro.

hiperhidrosi

SUDORACIÓN EXCESIVA: Principales factores que la desencadenan

Hiperhidrosis y sus efectos psicológicos:

1- Temperaturas elevadas:

En épocas de mucho calor, como el verano por ejemplo, las altas temperaturas alteran la temperatura corporal y hacen que el cuerpo reaccione de forma natural a través del sudor. Si además te encuentras en un sitio cerrado o con poca ventilación esto puede ser fatal para una persona con Hiperhidrosis. Esto puede generar un efecto psicologico de pérdida de autoestima al darse cuenta de las marcas en la ropa.

2- Falta de ejercicio físico:

Obviamente el ejercicio físico genera calor que el cuerpo regula a través del sudor. Pero por ello no deja de ser una de las formas mas habituales de sudar. Este caso es seguramente de los que menos afectan psicologicamente ya que es habitual y aceptado socialmente.

3- El Sexo:

Tanto para un hombre como una mujer, el exceso de sudoración durante las relaciones sexuales puede derivar en una périda de confianza y por ende en problemas con dichas relaciones. Puede ser uno de los casos que mas afecten psicologicamente, depende de la importancia que le den cada parte.

4- Peso excesivo:

El estado físico (ejercicio, alimentación, propensión al almacenamiento de lípidos) de una persona no siempre determina su nivel de sudoración. Pero también es cierto que factores como la obesidad, el sedentarismo y otros trastornos relacionados al peso sí pueden provocar sudor. En estos casos el factor psicológico puede tener peso tanto como causa o consecuencia o ambos.

5- Mala Alimentación:

La alimentación es uno de los elementos clave a controlar para ganar la batalla al sudor. Algunos alimentos con un aporte excesivo de calorias pueden provocar  sudor de manera inmediata así como picantes o por su temperatura. Para evitar casos de sudoración excesiva durante  las ingestas de alimento, es recomendable evitar estos casos, exceso de calorias, picantes o comida demasiado caliente. Ya que pueden desencadenar un episodio de hiperhidrosis. Otras sustancias mas concretas que tambien generan sudor son: la cafeína, el tabaco y el alcohol. La Cafeina aumenta el ritmo cardiaco, el tabaco tiene compuestos que generan ansiedad y el alcohol en sí supone un exceso de calorias. Por lo que se deberían evitar o al menos controlar. No sólo por la tendencia a la hiperhidrosis o sudoración excesiva, sino también por salud. Psicologicamente la alimentación está muy relacionada con nuestro estado de ánimo. Esta comprobado que una alimentación bien cuidada afecta positivamente tanto a nivel psicologico como para la reducción de la hiperhidrosis.

6- El Estrés, Ansiedad, Ansiedad o Fobia Social, timidez excesiva, falta de autoestima, etc:

Son sin ninguna duda elementos detonantes de la hiperhidrosis. Las personas que padecen de sudoración excesiva, hiperhidrosis, suelen sufrir los efectos en los momentos mas inoportunos, normalmente en presencia de otras personas. Por ello, acudir a un dermatólogo es muy importante, ya que le dará claves  y técnicas para controlar cada vez mas los excesos de sudor e incluso poder remediarlos inmediatamente mientras se controlan los desencadenantes. Le recomendamos que pida cita sin compromiso para informarse de las técnicas y soluciones para la hiperhidrosis o sudoración excesiva. Puede rellenar el formulario que se encuentra a la derecha de la página.