Eliminación de Lesiones Vasculares – Cuperosis

Mediante la aplicación de 1 ó 2 sesiones del láser de colorante pulsado se pueden eliminar las lesiones vasculares-cuperosis que aparecen en la cara. Se trata de pequeñas rojeces en forma de araña a las que también se conoce como spiders.

¿Qué es la couperosis y cómo se trata?


Estas lesiones son pequeñas dilataciones de los capilares que no son malignas por sí mismas, pero que sí pueden ser bastante antiestéticas si aparecen en lugares visibles como la cara.

La couperosis y las arañas aparecen en personas con tendencia a enrojecer ya sea por subidas y bajadas de temperatura, al ruborizarse con alguna emoción, o al ingerir ciertos alimentos. Cuando existe una ruborización excesiva, los capilares se dilatan más de lo que deberían y se hacen visibles.

radiofrecuencia-facial

Muchas de estas lesiones vasculares son reversibles y pueden desaparecer por sí mismas, pero en muchas otras lo más efectivo es recurrir a un tratamiento con láser. De esta forma se eliminan de una forma más eficiente y, lo más interesante, no volverán a aparecer en un largo tiempo.

Tratamiento con láser


En estos casos se aplica un láser colorante pulsado que actúa sobre la zona afectada estimulando su recuperación. Se proyecta una haz de luz intenso sobre la piel y los vasos sanguíneos que se encuentran en la dermis serán los encargados de absorberla.

Este tratamiento es muy utilizado en lesiones vasculares como la couperosis, sobre todo por las ventajas que conlleva en cuanto a recuperación y resultados. La técnica del láser facilita tanto el procedimiento como la recuperación, por lo que no se experimentan molestias.

Los únicos cuidados que debes tener será evitar la exposición al sol durante el primer mes y cuidar la zona afectada con protectores solares de factor 30 como mínimo.

Si quieres más información sobre el proceso, no dudes en pedirnos una cita para que podamos estudiar tu caso

¡Te esperamos!