cuperosis

Causas y tratamiento de cuperosis

Se denomina cuperosis  a pequeñas lesiones vasculares que se producen en el rostro al presentarse un problema de microcirculación que afecta a los vasos sanguíneos de la piel. Son propensas las pieles blancas que son las más sensibles y las secas que se caracterizan por ser frágiles al sol y a los cambios de temperatura.

Se manifiesta como pequeñas manchas rojizas en los pómulos, mejillas y aletas de la nariz, también su forma puede parecer una especie de tela de araña en tonos de rojo, no es una alteración grave pero es muy molesta y es bueno tratarlas.

Es más común que afecte a mujeres que a hombres, puede presentarse en la adolescencia pero con la edad aumenta con el riesgo de volverse permanente.

Causas de la cuperosis

  • Mala circulación sanguínea –  es una posible causa de la cuperosis, los médicos no saben exactamente las causas pero como el problema es la dilatación de pequeños capilares, podría ser una causa posible.
  • Los cambios de temperatura –  al llegar el frío el cambio de temperatura de los lugares cerrados con calefacción, al salir a la calle es mucho el cambio y las pieles sensibles lo sienten más, eso causa que se dilaten o contraigan los vasos sanguíneos de la piel.
  • Trastornos de tipo alimenticio o nervioso –  provocan problemas en la circulación.
  • Problemas hormonales – provocados por embarazos u otras enfermedades.
  • Tema hereditario – existe un alto porcentaje de personas que tienen la enfermedad de cuperosis por tener antecedentes hereditarios.

Tratamientos para solucionar la cuperosis

Los tratamientos recomendados para tratar la cuperosis son muy variados, van desde los cosméticos  o cremas con efecto vasoconstrictor, hasta aplicar la última tendencia que es el láser, con tecnología de avanzada.

Cremas y maquillaje – son utilizados por tener blanqueadores, calmantes y sirven para mejorar el aspecto y fortalecer los capilares, es recomendado para casos muy leves.

Inyecciones –  se recomienda en casos de cuperosis extensa, se administran fármacos que logran cerrar los capilares y volverlos invisibles.

Electrocoagulación – se utilizan agujas sobre el capilar dilatado, cerrándolo mediante corriente eléctrica, es un sistema doloroso debe ser aplicado con mucha precisión para no dejar cicatrices.

Láser vascular –  es uno de los mejores métodos y más recomendados por los dermatólogos porque pueden tratarse superficies amplias, no es casi nada doloroso, los resultados son excelentes y muy duraderos.

El láser no afecta tejidos porque va directamente el rayo hacia el capilar venoso, es muy seguro por no dejar lesiones en el rostro. Es el único sistema que erradica definitivamente al problema.

Cuidados para prevenir la cuperosis

 Es fundamental tener en cuenta estos cuidados para prevenir la cuperosis antes que aparezca, como son:

 -No exponerse a temperaturas bruscas, ni al frío intenso ni al sol, alimentarse de forma sana evitando el alcohol y el cigarrillo.

 -Controlar la presión arterial para que no suba con la ingesta de sal en exceso.

 -Hidratar bien la piel con cremas tonificantes que mejoran la circulación.

 -Utilizar cremas de limpieza para el rostro evitando los jabones, dañan la piel y pueden provocar otras enfermedades además de la cuperosis.

 -Siempre  utilizar bronceador con bloqueador al exponerse al sol, todo el año.

 -Crema hidratante en rostro, labios y contorno de ojos si el frío es intenso.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

Es importante la prevención y es recomendable la consulta al dermatólogo ante cualquier duda o sospecha de principio de cuperosis, el sabrá orientarte y recomendarte el tratamiento indicado para tu tipo de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.