clínica dermatológica Madrid Cavada lunares peligrosos

¿Con qué lunares debemos preocuparnos?

¿Quién no tiene un lunar en su piel? Todas las personas contamos con varios de ellos a los que generalmente no les damos una gran importancia. Un error que puede costarnos caro ya que, algunos de ellos, pueden ser muy peligrosos para nuestra salud, derivando en un posible cáncer de piel y, entre éste, en un melanoma (su modalidad más agresiva).  Pero, ¿Cómo identificar aquellos considerados como malignos? ¿Cómo saber cuándo tenemos que preocuparnos? En Clínica Dermatológica Madrid queremos que lo tengas muy claro y, por eso, vamos a explicarte detenidamente los motivos por los que tu inquietud sí estaría justificada.

7 síntomas con los que debes tener cuidado

1) Formas asimétricas: Vigila las formas de tus lunares. Si encuentras uno  cuyas dos mitades no sean iguales, acude inmediatamente a tu dermatólogo. La mayoría de los lunares benignos tienen forma circular por lo que, si encuentras uno que no lo sea, existe la posibilidad de que pueda ser peligroso.clínica dermatológica Madrid Cavada lunares peligrosos

2) Vigila su tamaño: Generalmente los lunares cuentan con un tamaño no superior a 1cm de diámetro. Si cuentas con uno que tenga uno mayor al citado, vigílalo de cerca. Si notas que crece, debes acudir rápidamente a tu clínica dermatológica, ya que es una de las señales características de un posible carcinoma.

3) Ha aparecido un lunar nuevo: Si es tu caso, será mejor que le observes bien. Si notas que se vuelve negro, acude rápidamente al dermatólogo para que te examine y así descartar cualquier indicio de peligrosidad.  

4) El color: En un lunar normal, los tonos siempre tienden a ser homogéneos, de modo que toda la superficie sea de un mismo color. Si comienzas a observar que alguno de tus lunares comienza a  ofrecer más de un tono distinto,  no dudes en hacerte un chequeo, se trata de una de las señales características de un posible lunar maligno.

5) El lunar te duele, escuece, pica o sangra: Se trata de síntomas potencialmente peligrosos, por lo que no dudes en acudir a tu clínica dermatológica para examinarte. No obstante puede no ser nada y simplemente deberse a una rozadura sobre la misma protuberancia.

6) Atento a los bordes: Los lunares benignos tienen perfectamente delimitados los bordes, por lo que identificamos rápidamente dónde empiezan y acaban. Si cuentas con uno cuyos bordes no se distingan bien, no lo dejes.

7) Antecedentes en la familia: Los lunares no son una característica hereditaria, pero sí es posible que, tanto como tú como tu familia, tengáis algunas características de la piel afines. Si cuentas con algún antecedente dentro de la misma, sobre alguien que haya padecido esta enfermedad, será mejor curarse en salud y acudir a una clínica dermatológica a  hacerse un examen completo. Se trata de descartar cualquier posible indicio de peligrosidad.

Recomendaciones para evitar la aparición de lunares peligrosos

Si te preocupa sufrir alguno de los siguientes síntomas, puedes prevenir su aparición con una exposición moderada al sol y siempre utilizando factor de protección considerable que bloquee la repercusión que tienen los rayos ultravioleta sobre tu piel:

En Clínica Dermatológica Madrid cuidamos de ti

Si quieres saber más sobre posibles síntomas o tienes algún lunar o mancha que te preocupa, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de dermatólogos cuenta con una amplia experiencia y sabrá asesorarte desde el primer minuto. ¡Pide cita! Te esperamos.

 

 

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

clinica dermatologica madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.