Cómo saber cuál es tu tipo de piel y qué cuidados necesita

La piel nos protege de agresiones ambientales y participa de forma decisiva en funciones esenciales del organismo como la regulación de la temperatura del cuerpo y la producción de vitamina D. Cuidar la piel es esencial para mantenernos sanos y para dar nuestra mejor imagen, pero nada de esto es posible si no la conocemos bien. ¿Sabes cómo es tu piel y qué necesita realmente?

Evaluar nuestro tipo de piel

Saber cuál es nuestro tipo de piel es el primer paso para poder proporcionarle los cuidados más apropiados. No gozaremos de una piel saludable y de buen aspecto si no conocemos sus necesidades específicas, que pueden variar mucho de una persona a otra en función de distintos aspectos, entre otros:

  • Genéticos
  • Ambientales
  • De estilo de vida
  • Hormonales
  • Patologías

Algunas de estas necesidades son obvias y las conocemos bien. Todos sabemos si tenemos la piel seca o grasa, o si es muy blanca y especialmente sensible al sol, pero hay aspectos que solo un especialista puede evaluar.

La inclinación genética, el stress, los problemas o cambios hormonales, así como la exposición a factores externos agresivos (contaminación, productos de limpieza, cremas con componentes inadecuados) pueden provocar o acentuar problemas como acné, rojeces, descamación o sequedad, entre otros. A esto hay que añadir que la piel es un reflejo de nuestra edad y de nuestra salud en general.

Conocer nuestro tipo de piel es la condición previa para darle los mejores cuidados.

clinica dermatologica madrid

¿Qué tipos de piel hay?

Básicamente, podemos distinguir entre cuatro tipos de piel:

  • Normal
  • Mixta
  • Grasa
  • Seca

Debemos hablar también de lo que se conoce como piel “sensible”, una peculiaridad que es independiente de la tipología normal, mixta, grasa o seca, y que hay que tener en cuenta a la hora de elegir cuidados y tratamientos.

Cada tipo de piel requiere cuidados específicos, con productos adecuados, teniendo en cuenta también la edad (no es lo mismo una piel joven que una piel madura).

¿Cómo puedo saber cuál es mi tipo de piel?

Si nuestra piel está sana, normalmente no será difícil identificar su tipo. No obstante, siempre es conveniente tener el respaldo de una opinión profesional, ya que está en juego algo muy importante. Observando cómo reacciona  nuestra piel ante situaciones cotidianas y por signos externos que delatan su estado, podemos obtener estas conclusiones:

  • Piel normal: esta piel tiende a no resecarse y no producir exceso de grasa, es suave al tacto y elástica, tiene buen color y uniforme con poros pequeños.
  • Piel mixta: este tipo de piel se reconoce porque la parte conocida como zona T del rostro es más grasa que el resto de la cara, hay que tener especial cuidado a la hora de administrar los productos adecuados para este tipo de piel.

¿Cuál es la zona T del rostro? La zona T del rostro es la que comprende la frente, la nariz y la barbilla, es más grasienta que las mejillas y presenta brillos e imperfecciones.

  • Piel grasa: la piel grasa produce un exceso de sebo, por lo que es más frecuente la aparición de brillos y grano. Además, se caracteriza por tener unos poros más abiertos.
  • La piel seca: esta piel es menos hidratada y tiene menos grasa, lo que provoca una sensación de tirantez y de menor elasticidad. La piel seca se irrita con más facilidad y presenta descamación.

clinica dermatologica madrid

Cuidados para cada tipo de piel

Por regla general hay tres claves básicas para cuidar nuestra piel a diario, sea cual sea su tipo:

  • Limpieza facial diaria con productos adecuados
  • Hidratación
  • Protección solar

Sobre todo, estos cuidados diarios tendrán que ser mas exhaustivos en las zonas más expuestas a elementos externos: el rostro, el cuello, las manos y el escote.

No obstante, distintos tipo de piel pueden requerir cuidados específicos además de estas pautas generales.

Cuidados para la piel seca

Hay que proteger especialmente esta piel de los agentes externos como el frío o el calor, mantener una buena hidratación general bebiendo agua frecuentemente, y utilizar productos con aceites naturales apropiados. La piel seca presenta mayores riesgos de deterioro y acusa en mayor medida el envejecimiento. Si tenemos la piel seca, el especialista nos orientará para un mejor cuidado teniendo en cuenta nuestro caso concreto.

Cuidados para la piel grasa

Esta piel, por sus características, necesita una buena limpieza y si es posible una exfoliación suave. De este modo se evitará la acumulación de células muertas y bacterias que agravan los problemas de acné.

Cuidados para la piel mixta

Para cuidar adecuadamente este tipo de piel, además de la limpieza diaria y la protección solar, debemos usar productos específicamente indicados. En estos casos siempre resultará especialmente valiosa la opinión del especialista.

Cuidados para la piel normal

Una piel normal no requiere de medidas especiales, pero si queremos conservarla en buen estado, es importante respetar a rajatabla las reglas “básicas”: una buena hidratación, limpieza a fondo y protección solar.

clinica dermatologica madrid

¿Qué es la “piel sensible” y cómo identificarla?

Una piel sensible se reconoce rápidamente porque reacciona al instante y de forma intensa a diferentes factores como la exposición a productos químicos, cosméticos, estrés, o ciertos alimentos, además del frío y el calor. La reacción puede consistir en que se vuelve tirante y aparecen rojeces, picores u otro síntomas.

Las pieles sensibles necesitan protección contra el frío o el calor excesivos, evitar el contacto directo con productos agresivos y prestar mucha atención al tipo de cremas que se utilizan (puede haber una especial sensibilidad a determinados componentes), entre otras precauciones.

Cuando tenemos una piel “sensible” es especialmente importante consultar con un especialista a fin de tener un diagnóstico adecuado y, sobre todo, saber exactamente qué precauciones en concreto debemos adoptar, ya que no todas las sensibilidades tienen el mismo origen, ni se manifiestan de la misma forma.

Problemas de la piel que merecen especial atención

Los problemas más frecuentes de la piel son:

  • Acné
  • Irritación
  • Descamación

También se pueden producir problemas ligados a ciertas situaciones específicas, como el embarazo, épocas de mucho estrés, falta de descanso o exposición a situaciones climáticas extremas.

El acné que aparece a edades tempranas es uno de los problemas más habituales de la piel. Con el tratamiento adecuado, el acné puede eliminarse sin demasiados problemas, pero en ocasiones, ya sea por herencia genética u otros factores, puede llegar a ser un problema de difícil solución. En estos casos “difíciles”, es muy conveniente acudir al especialista, sobre todo si tenemos en cuenta un que acné agresivo y mal tratado puede dejar importantes secuelas en la piel.

Durante el embarazo puede presentarse el melasma o manchas de color marrón en la cara, que deben ser tratadas por un especialista.

Otro problema frecuente es la rosácea. Sus síntomas son un enrojecimiento duradero de la piel acompañado por la aparición de granos parecidos al acné. La rosácea requiere un tratamiento especializado que ayude a controlar los síntomas, previo estudio personalizado de cada caso.

Ponte en manos de especialistas

Las alteraciones de la piel pueden afectar a nuestra vida cotidiana e incluso tener impacto en nuestro estado de ánimo y equilibro psicológico, ya que algunos de sus síntomas pueden ser muy molestos e impedirnos hacer una vida normal, además de crearnos inseguridad. Por ello es muy importante dejar en manos de médicos dermatólogos algo tan importante como la buena salud de nuestra piel.

En nuestra Clínica Dermatológica contamos con expertos dermatólogos especialistas en el cuidado médico y estético de la piel. Si tu piel presenta problemas, no dudes en dejarte asesorar por ellos para proteger tu salud y tu imagen.

 

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

clinica dermatologica madrid