cuperosis

Cómo solucionar la cuperosis

La cuperosis es también conocida como el enrojecimiento de mejillas y es una enfermedad inflamatoria de la piel.

Las causas de esta enfermedad son la herencia, la dilatación excesiva de los vasos de la piel, trastornos endocrinos (a menudo se produce después de la menopausia), diversos trastornos gastrointestinales tales como gastritis, intestino irritable, trastornos de tránsito, deficiencia de vitamina y ciertas infecciones.

Cómo tratar la cuperosis

Para tratar el problema más vale conocer un poco sobre este. La enfermedad se ve favorecida por la estación fría, descenso de la temperatura, la exposición al sol, etc. Además, es desencadenada cuando se bebe alcohol, bebidas calientes y cuando se comen alimentos picantes.

Las personas con piel más clara están más expuestas a esta afección. Se recomienda consultar con un médico especialista para encontrar alternativas radicales y efectivas al problema. Como método casero se recomiendan algunas mascarillas que pueden aliviar un poco la cuperosis.

Pero si se está enfermo y cansado de esa molestia, sobretodo estética, que le obliga a esconderse de las personas o incluso desaparecer a causa de la rosácea, es importante destacar que existen algunas medidas que pueden controlar la aparición de los molestos granitos en su rostro y cuello.

Entre las características generales de la cuperosis se destacan:

  • Inflamación superficial de los vasos sanguíneos en la cara (Telangiectasia)
  • Piel roja, hinchada y con bulbo de nariz (rinofima)
  • Todo el tiempo está en el rostro

Diga adiós a la cuperosis

Para encontrar una alternativa real y definitiva al problema de la piel rosácea lo más acertado que se puede hacer es consultar con el especialista las opciones que hay a nivel de dermatología para solucionar el problema y según su opinión y consejo determinar si someterse a estos tratamientos o no.

La piel rosácea se ha llamado “la maldición de los celtas”, ya que tiende a afectar a las personas (principalmente mujeres) del norte de Europa. Sin embargo, esta condición de la frustración también se encuentra en las personas de todas las razas y orígenes.

Curiosamente, un estudio realizado por una importante institución de cuidado de salud reveló que casi el 94% de las personas que sufren de cuperosis les faltaba un aminoácido esencial en su cuerpo. El tomar un suplemento de este aminoácido, disminuía los síntomas y además aclara o desaparece por completo la enfermedad en tan sólo unos días.

Además de la falta de aminoácidos, se descubrió que a los pacientes con cuperosis también les faltaba un componente crucial necesario para la digestión apropiada.

Sólo tomando este suplemento por un corto tiempo causa que el cuerpo empiece a producir la sustancia química por sí mismo ayudando a regular la inflamación, el enrojecimiento y la hinchazón que con la cuperosis se experimentan. Sin embargo, no todos los que se someten al tratamiento han encontrado una solución en él.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

De manera que hasta el momento no se ha encontrado una solución final y efectiva al problema pero bajo los consejos de un especialista se puede llegar a un control importante de la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.