Tratamiento para las manchas solares

Eliminación de lentigos

Los lentigos son manchas de pequeño tamaño que aparecen en la piel como consecuencia de la exposición continuada al sol. Con los años, nuestra piel pierde capacidad de defenderse y de regenerarse, quedando más expuesta a los perniciosos efectos acumulativos de los rayos solares. Por ello, estas manchas suelen aparecer a partir de cierta edad.
Los lentigos son uno de los problemas que más consultas generan en nuestra clínica, especialmente después del verano. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

CARACTERÍSTICAS DE LOS LENTIGOS

 

La principal característica de los lentigos

 

Es importante recordar que los lentigos son manchas PLANAS, es decir, no tienen “relieve” al tacto. Como veremos, hay otros problemas en la piel que también se manifiestan en forma de manchas, pero que son potencialmente más graves, cuya característica principal es que tienen un tacto muy diferente al de la zona circundante (al respecto, consultar este otro artículo:  “QUERATOSIS ACTÍNICA”).

 

Color de los lentigos

 

Los lentigos son de un color oscuro, generalmente amarronado, aunque a veces pueden tender más al rojo. Son más frecuentes en personas con la piel clara. Cuando estamos bronceados son menos evidentes, pero al recuperar la palidez de la piel en los meses otoñales, son muy visibles.

 

En contra de lo que algunas personas piensan, los lentigos no desaparecen por sí solos, igual que desaparece el bronceado.

 clinica dermatologica madrid

 

Forma y tamaño de los lentigos

 

La forma de los lentigos suele ser irregular, a diferencia de los lunares. En cuanto al tamaño, es normalmente pequeño, pero no tanto como el de las pecas.

 

Dónde aparecen los lentigos y cuándo

 

Los lentigos suelen empezar a aparecer en la mediana edad, aunque también pueden darse en la juventud. Con los años, nuestra piel pierde su capacidad para defenderse de las agresiones ambientales y también su capacidad para regenerarse, por eso lo más habitual es que las manchas comiencen a aparecer a partir de los 40.

Habitualmente, los lentigos se presentan en las zonas más expuestas de la piel, sobre todo:

 

  • Rostro
  • Manos
  • Cuello
  • Escote

 

Generalmente, la aparición de lentigos va acompañada de otros problemas estéticos relacionados con la acción del sol, especialmente en personas que se han sobreexpuesto a sus rayos durante muchos años, o de manera muy intensa.

 

Manchas que NO son lentigos

 

Es muy frecuente confundir los lentigos con otros problemas de la piel que también producen manchas.

 

  • Puntos de rubí: esos puntitos rojos, llamados angiomas, son pequeñas lesiones vasculares, producto del envejecimiento de la piel y de la genética. Suelen aparecer en el pecho y la espalda. Las diferencias principales con respecto a los lentigos son tres: tienen relieve (están sobreelevados), son puntitos muy pequeños, su color es más claro.

 

  • Melasma: son manchas que aparecen por cambios hormonales, generalmente asociados al embarazo. El melasma no tiene nada que ver con las manchas solares, y requiere un tratamiento diferente.

 

  • Queratosis actínicas: se manifiestan en forma de manchas, generalmente de no más de dos centímetros de diámetro, que suelen tener relieve; son ásperas al tacto, y pueden aparecer cubiertas de costra o de escamas, además de causar picores en ocasiones.

 

  • Pecas: las pecas son más pequeñas, menos irregulares, generalmente más claras y suelen ser congénitas.

 

  • Rosácea: La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que cursa con brotes periódicos del enrojecimiento en el rostro.

 

RECUERDA: solo un especialista puede determinar si las manchas que observas en tu piel son lentigos u otra cosa.

 

 clinica dermatologica madrid

 

TRATAMIENTOS

 

Los lentigos no van a desaparecer con “remedios caseros”.

 

Nunca es una buena idea intentar actuar contra manchas en la piel sin visitar a un especialista, por no hablar de ignorarlas, ya que podrían no ser inofensivas.

 

Tras un diagnóstico médico, es preciso someter la piel del paciente a un estudio personalizado para saber cuál es el tratamiento más adecuado. Los tratamientos más comunes para la eliminación de los lentigos suelen ser, por orden de importancia:

 

  • Láser
  • Peeling
  • Cremas despigmentantes

 

Con frecuencia, la eliminación de los lentigos se combina con el tratamiento de otros problemas estéticos, ya que una piel castigada por el sol casi siempre va a presentar otros síntomas que interesa neutralizar, como signos prematuros de envejecimiento, tirantez, etc.

 

Tratamiento láser

 

El láser está considerado generalmente como el tratamiento más eficaz contra los lentigos. Para este fin, el Láser Q-Switched es una tecnología que aporta grandes ventajas, ya que no produce heridas, se puede aplicar con precisión sobre la zona afectada sin tocar el tejido adyacente, no requiere anestesia y hace posible que el paciente haga una vida totalmente normal antes y después de la sesión. La única precaución a adoptar es evitar los meses del año de mayor exposición solar ara este tratamiento (norma general habitual en los tratamientos láser).

 

Peeling químico

 

El peeling químico es una exfoliación que consiste en la aplicación de productos que destruyen tejido para estimular la creación de capas nuevas. Es decir, se trata de hacer posible que la piel se renueve en la zona afectada.

Además de eliminar los lentigos, el peeling ofrece diversos beneficios a nuestra piel cuando ha sido muy castigada por los efectos del sol, como por ejemplo los siguientes, entre otros:

 

  • Homogeneizar el tono de la piel
  • Limpiar impurezas en profundidad
  • Conseguir una piel más tersa

 

Por ello, el peeling químico suele ser un tratamiento recomendado cuando la zona afectada presenta otros problemas aparte de las manchas.

 

El peeling químico no siempre es el mejor tratamiento para eliminar los lentigos, solo un dermatólogo puede determinar cuándo es recomendable, con qué productos y en cuántas aplicaciones.

 

 clinica dermatologica madrid

 

 

Cremas despigmentantes

 

Las cremas despigmentantes se basan en diversos principios activos, como hidroquinona y antioxidantes. Pueden resultar muy útiles para la eliminación de lentigos en casos leves, cuando son poco profundos y no muy acusados.

También es frecuente usar las cremas despigmentantes como un tratamiento complementario, en combinación con otras técnicas. El especialista decidirá qué despigmentantes utilizar, y cómo, teniendo en cuenta aspectos como:

  • Tono de la piel
  • Fototipo
  • Sensibilidad a los compuestos.

 

No debe pensarse que el tratamiento con despigmentantes sea equiparable al uso de un cosmético, solo por el hecho de ser “cremas”. Los tratamientos con cremas despigmentantes precisan de un control riguroso por parte del dermatólogo.

 

ELIMINACIÓN DE LENTIGOS EN NUESTRA CLÍNICA DERMATOLÓGICA

 

En nuestra CLÍNICA DERMATOLÓGICA en MADRID asesoramos al paciente sobre los mejores tratamientos para una eliminación eficaz y segura de los lentigos, siempre tras un estudio pormenorizado de cada caso. Para ello contamos con especialistas expertos en las técnicas más modernas.

 

Ponte en contacto con nosotros y planifica con tiempo tu próximo tratamiento para este otoño/invierno.

 

 clinica dermatologica madrid