Signos de la edad - ácido hialurónico

Envejecimiento facial y ácido hialurónico

El envejecimiento facial es un proceso totalmente natural e inevitable, causado por la ralentización del proceso de renovación celular en la piel. El colágeno y la elastina disminuyen, y esto provoca la aparición de arrugas y una progresiva pérdida de elasticidad.
Para combatir los efectos del envejecimiento facial, habitualmente se emplean rellenos dérmicos con ácido hialurónico, que contribuyen a restaurar el volumen perdido, definir la estructura facial y atenuar las arrugas.

Factores y consecuencias del envejecimiento facial

 

Hay muchos factores que contribuyen a agravar o acelerar el proceso de envejecimiento natural, como por ejemplo los siguientes:

  • Agresiones ambientales como la contaminación
  • Exceso de exposición solar
  • Factores de alteración ambiental, como el aire acondicionado y la calefacción
  • Factores genéticos.

En cuanto a las consecuencias de este proceso de deterioro, las de mayor impacto estético son:

  • Pérdida de estructura ósea
  • Pérdida de grasa facial
  • Arrugas
  • Pérdida de elasticidad y luminosidad
  • Falta de hidratación (sequedad)
  • Manchas y pérdida de homogeneidad en el tono

 

Todo lo anterior se traduce en cambios en la apariencia del rostro que pueden afectar también a su contorno y estructura, por ejemplo como consecuencia de la pérdida de volumen o del descolgamiento de la piel.

 

Qué es el ácido hialurónico (AH)

 

El ácido hialurónico es un componente que está presente de manera natural en nuestro cuerpo, y que es responsable de la hidratación de la piel. Más en concreto, se trata de una molécula que es capaz por sí sola de absorber agua para ayudar a nuestro cuerpo a mantener la piel hidratada y flexible.

 

Los modernos avances en la investigación médico estética permiten sintetizar eficazmente el ácido hialurónico en el laboratorio, a fin de ser utilizado en tratamientos.

 

El ácido hialurónico de uso médico estético es un gel inyectable, de origen no animal, que se puede utilizar para aportar volumen al rostro, perfilar, tensar e hidratar.

 

¿Cómo es el tratamiento con ácido hialurónico?

 

Se trata de un tratamiento que se integra con el tejido bajo la piel y que puede servir para atenuar arrugas, añadir volumen a ciertas áreas (como pómulos y labios), e incluso redefinir la estructura facial.

Los tratamientos con ácido hialurónico pueden ayudar a conseguir, entre otras cosas:

  • Realzar o recuperar rasgos concretos del rostro
  • Aportar hidratación
  • Mejorar la elasticidad
  • Elevar o perfilar zonas específicas

 

Zonas del rostro tratables con ácido hialurónico

 

El ácido hialurónico, aplicado siempre por expertos tras una evaluación pormenorizada de cada caso, puede utilizarse para conseguir mejoras estéticas como estas:

  • Alisar líneas de la frente
  • Elevar y proyectar pómulos
  • Elevar, abrir o dar luz a la mirada
  • Dar volumen a los labios
  • Proyectar el mentón
  • Perfilar la línea mandibular
  • Combatir las ojeras

 

Piel sana y aspecto vital

 

Cuando se aplica un tratamiento completo con ácido hialurónico, se consiguen rostros más saludables, de aspecto menos cansado, con miradas menos tristes.

 

El ácido hialurónico, aplicado por manos expertas, puede devolver simetría, armonía y equilibrio al rostro.

 

Tratamientos con ácido hialurónico en nuestra Clínica Dermatológica en Madrid

 

En nuestra Clínica Dermatológica en Madrid contamos con expertos especializados en el cuidado médico y estético de la piel. Si tu piel presenta problemas, no dudes en dejarte asesorar por ellos para proteger tu salud y tu imagen.

 

Para nuestros tratamientos con ácido hialurónico aplicamos componentes de máxima calidad y garantía, y trabajamos exclusivamente con los prestigiosos laboratorios ALLERGAN.

 

Llámanos, o rellena el formulario adjunto. Estaremos encantados de aconsejarte.

 clinica dermatologica madrid