hiperhidrosis clínica dermatológica madrid

Hiperhidrosis: ¿qué tipos existen?

¿Has oído hablar de la hiperhidrosis o sudoración excesiva? Este problema afecta a más del 3% de la población mundial y en España, concretamente, casi a un millón y medio de la población, según datos de Europa Press. Lo que, aparentemente, puede ser algo normal, es una pesadilla para muchas otras personas que afirman no sentirse cómodas con ellos mismos. Es más, según diversos estudios científicos, el 27% de la población que padece esta patología también sufre de depresión.

Se trata de una enfermedad que afecta tanto a hombres y mujeres y cuyo pico de incidencia se refleja desde los 25 hasta los 64 años. Pero, ¿qué necesitas saber sobre esta patología? Desde nuestra clínica dermatológica en Madrid queremos que conozcas qué es, qué tipos hay, cómo se trata y cómo saber que la padeces. ¡No te lo pierdas!

hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 2

¿Por qué sudamos? ¿Qué es el sudor?

El sudor es una sustancia que está compuesta, mayoritariamente, de agua y con una muy pequeña porción de minerales. Si pensabas que el sudor significaba eliminar toxinas, acabamos con el mito. Por ello, si acudes a una sauna pensando en eliminar impurezas, lo único que conseguirás será relajarte y perder agua y sales minerales.

Tu sudor lo producen las glándulas sudoríparas que se encuentran en el interior de la dermis. Pero, ¿por qué sudamos? Esta sustancia actúa como regulador de nuestra temperatura corporal. En este sentido, la producción del mismo es controlada por el hipotálamo. Al mismo tiempo, el sistema nervioso también controla y estimula la transpiración en situaciones de estrés emocional.

Todo esto se produce cuando el cuerpo necesita liberar calor y refrescar la piel con la evaporación. Por este motivo, en situaciones de estrés, cuando hagas deporte, etc. tu cuerpo necesita regular su temperatura y suda. En resumen, es un mecanismo que tiene el cuerpo para enfriarse y regular su temperatura normal.

hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 3

Qué es la hiperhidrosis

Partiendo de que todos sudamos, unas personas lo hacen en mayor medida que otras. Estos casos, son personas que padecen de una patología, más común de lo que parece, conocida como hiperhidrosis

La hiperhidrosis se conoce como una sudoración excesiva que no se vincula, por regla general, con temperaturas elevadas o por la práctica de actividad física. En estos extremos, las personas que lo padecen sudan tanto que llegan a gotear sudor y a mojar, por completo, la ropa.

Esta sudoración se puede producir en varias parte del cuerpo como la cara y las axilas.

Tipos de hiperhidrosis:

Existen dos tipos principales de hiperhidrosis:la hiperhidrosis primaria y la secundaria.

La más común es la primaria. Esta se produce cuando los nervios que mandan señales a las glándulas sudoríparas se vuelven hiperactivos, sin necesidad de que haya de por medio una actividad física prolongada e intensa u otra situación. Sin embargo, en situaciones de estrés y nervios la sudoración empeora. Además, este tipo de hiperhidrosis suele afectar a una zona concreta del cuerpo como las axilas, las palmas de las manos, plantas de los pies y, en ocasiones, rostros.

hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 4

La hiperhidrosis secundaria es el tipo menos común y su causa se centra en algún tipo de enfermedad. En este tipo, la hiperhidrosis no está localizada y puede darse por todo el cuerpo.

Una situación que causa depresión, vergüenza y situaciones no deseadas para todas aquellas personas que la padecen. Aunque sea una patología, en su mayoría, hereditaria existen otras causas que pueden hacer que aparezca. Desde nuestra clínica dermatológica en Madrid, te lo contamos.

clinica dermatologica madrid

Causas de la hiperhidrosis axilar  o palmar y síntomas principales de esta patología

Causas

En el caso de la hiperhidrosis axilar o palmar primaria, la causa no se conoce con seguridad. Por regla general, los médicos aluden a un factor hereditario, debido a que suele afectar a varios miembros de una misma familia. Además, la causa más directa es la hiperactividad del sistema nervioso debido a situaciones emocionales fuertes. Por otro lado, ciertos hábitos pueden hacer que aparezca, tales como: consumo de cafeína y bebidas, el tabaco, al igual que determinadas comidas u olores pueden hacer que su sudoración se altere.

hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 5

Por el contrario, la hiperhidrosis secundaria si cuenta con unas causas determinadas que favorecen su aparición. En este sentido, hablamos de una serie de trastornos o enfermedades que están estrechamente vinculados a su aparición:

  • Diabetes.
  • Debido a los sofocos propios de la menopausia.
  • Problemas relacionados con las glándulas tiroideas.
  • Niveles de azúcar en sangre bajos.
  • Determinados cánceres.
  • Ataques al corazón.
  • Trastornos en el sistema nervioso.
  • Infecciones.
  • Determinados medicamentos y la abstinencia de medicamentos contra el dolor.

Síntomas de la hiperhidrosis axilar y palmar

Si la sudoración normal de una persona que padece hiperhidrosis se ve reflejada, por ejemplo, cuando hace deporte durante bastante tiempo, y a una intensidad más bien elevada; con temperaturas elevadas, sobre todo, en los meses más calurosos del año; e, incluso, en situaciones de estrés o muchos nervios. En estas circunstancias, todas aquellas personas que padecen hiperhidrosis axilar sudan en cantidades mucho mayores.

Como podemos observar, el tipo de hiperhidrosis más común tiene como principal síntoma la sudoración abundante y suele darse, al menos, una vez por semana durante el día. Sobre todo, en las zonas (ambos lados incluidos) de las axilas, palmas de las manos y pies o cara.

Pero ten cuidado, en muchas ocasiones, una sudoración así de excesiva puede ser sinónimo de cualquier otra enfermedad. Acude a un especialista cuanto antes.

Pruebas, revisiones y diagnóstico de la hiperhidrosis axilar y palmar

Cuando el especialista va a llevar a cabo el diagnóstico y las pruebas pertinentes de hiperhidrosis, tiene en cuenta dos de los siguientes factores:

  • Que se produzca una sudoración localizada durante seis meses o más, sin causas visibles.
  • Haya un exceso de sudor en las dos manos, axilas o plantas de los pies.
  • Sudoración que impida llevar a cabo las actividades normales del día a día.
  • Al menos una sudoración excesiva por semana.
  • Que la patología aparezca antes de los 25 años.
  • Casos de hiperhidrosis en otros miembros de la familia.
  • Hiperhidrosis localizada o primaria mientras duermes.

hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 6

Una vez detectado una posible hiperhidrosis, el dermatólogo realizará varias pruebas para detectar el exceso de sudoración. Estas pruebas pueden ser:

  • Análisis completo de sangre, orina, etc. Para conocer las causas de la sudoración excesiva, si es por otra enfermedad o no. Puede tratarse de unos niveles de azúcar bajos o un caso de hipertiroidismo.
  • Pruebas para identificar las zonas del sudor y poder conocer, con mayor exactitud, la gravedad de la enfermedad. Algunas de las pruebas más comunes son: la prueba de sudoración termorreguladora o la de almidón y yodo.

    clinica dermatologica madrid

Acude a tu médico si…

Si notas que no solo sudas en exceso, también tienes aturdimiento, ganas de vomitar o dolor en la zona del pecho. Muchas veces esta patología puede ser causada por una enfermedad más grave.

Además, no dudes en acudir, rápidamente, a tu médico si:

  • El exceso de sudor te impide realizar tus actividades diarias.
  • Esta situación te causa un estrés social y emocional muy fuerte, un sentimiento de angustia constante.
  • De repente comienzas a sudar en exceso sin ninguna explicación, ya que nunca antes de había pasado.
  • Padeces de una sudoración excesiva también por la noche, mientras duermes, sin motivos claros.
  • Si la sudoración va acompañada de una pérdida de peso.
  • Incluso si, al mismo tiempo, también tienes dolores, fiebre, dificultad al respirar o los latidos del corazón son rápidos y fuertes, etc.

Posibles complicaciones de la hiperhidrosis y su tratamiento

Como todas las enfermedades, la hiperhidrosis también puede causar ciertas complicaciones:

  • Puede causarte más infecciones. Esto se debe, principalmente, a que las personas que sudan en mayor cantidad y tiempo son mucho más propensas a sufrir infecciones en su piel.
  • Además, causa un gran impacto en el ámbito social y emocional de las personas. Es decir, está totalmente relacionado con el plano psicológico personal. Las situaciones en las que te sudan las manos sin parar y mojas la ropa, debido a la gran cantidad de sudor que tu cuerpo genera, producen un sentimiento de vergüenza. Además, esto está ligado a impedimentos que se relacionan con la consecución de tus objetivos profesionales y personales. Te avergüenzas de tu situación y te incomoda.

La hiperhidrosis y su tratamiento

Para paliar los efectos de esta patología se han desarrollado, a lo largo de los años, diferentes tratamientos. Gracias a la innovación tecnológica y a los estudios en este ámbito, actualmente, contamos con una gran variedad de tratamientos bastante efectivos. Antes de llevar un tratamiento u otro, el especialista analizará el caso en particular, teniendo en cuenta aspectos como el tipo de sudoración, progresión, etc. Algunos de los más destacados son:

  • Mediante el uso de desodorantes antitranspirantes. Se trata de unos desodorantes en forma de roll-on, spray o crema que contienen sales de aluminio y que tienen como función el de taponar los poros de las glándulas sudoríparas. Suelen usarse para casos de hiperhidrosis axilar más leve.
  • Medicamentos como los anticolinérgicos que tratan de inhibir la estimulación de sudor por parte de los neurotransmisores. Aunque exista este tratamiento, es muy raro que se use debido al alto nivel de efectos secundarios que produce, ligado a su poca efectividad. En este sentido, los más usados son glicopirrolato y la oxibutinina. Por su parte, el diazepam puede ayudar a reducir la hiperhidrosis cuando tienen una causa emocional.hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 7
  • Iontoforesis. Especialmente utilizada para el tratamiento de la hiperhidrosis palmar y plantar. Con este tratamiento, se pretende obstruir, de manera temporal, las glándulas sudoríparas a través de una carga eléctrica, con un contenedor de agua. Este tratamiento tiene una tasa de éxito del 85%. Algunos efectos secundarios se traducen en una irritación en la piel y, consecuentemente, más sequedad en ella.
  • La toxina botulínica. Uno de los tratamientos más conocidos y más utilizados, contra la hiperhidrosis, siempre ha sido el uso del bótox. Este se aplica en aquellas zonas en las que se genera una sudoración en exceso. La sustancia bloquea las células que estimulan la producción de sudor de manera temporal. Se puede aplicar en axilas, pies, manos y cara y resulta muy efectivo.
  • También existen tratamiento de termólisis, a través de microondas. El dispositivo se encarga de emitir unas microondas que son capaces de acabar con las glándulas sudoríparas. El tratamiento suele realizarse cada tres meses en 2-3 sesiones de media hora cada una.
    • Si ninguno de los tratamientos anteriores funciona, queda otra opción: la cirugía para acabar con la hiperhidrosis axilar, aunque existen riesgos por tratarse de una intervención y el posible efecto compensatorio.

clinica dermatologica madrid

Consejos si padeces de hiperhidrosis axilar y palmar: Cambia tu estilo de vida

Recuerda que aunque padecer hiperhidrosis axilar es una situación bastante complicada e incómoda, no todo está perdido. Hay una gran variedad de tratamientos muy efectivos y, además, una serie de consejos que se pueden poner en práctica para intentar suavizar estos síntomas. Allá vamos:

  • Intenta reducir, en la medida de lo posible, la ansiedad o tensión, o alejarte de las situaciones de estrés.
  • Olvídate de tomar bebidas como el café, el o comer alimentos picantes.
  • No fumes, el tabaco empeora los síntomas de esta patología por la ansiedad que puede llegar a causar y por el efecto de la nicotina.
  • Ventila tu hogar y tu lugar de trabajo. Además, intenta mantener siempre el ambiente más fresco.
  • Por último y muy importante: Mantén una higiene corporal adecuada para evitar el mal olor y limpiar el sudor.hiperhidrosis clínica dermatológica madrid 8

Clínica González Cavada, expertos en tratamientos contra la hiperhidrosis

No permitas que tu problema de hiperhidrosis axilar o palmar haga que pierdas tu confianza y que te de pánico relacionarte con la gente. Sabemos lo que supone una patología como está hoy en día, sobre todo, en situaciones de estrés o de mucho calor. Por este motivo, queremos darte la mejor solución para que disfrutes día a día y mejore tu calidad de vida. Entre la hiperhidrosis y su tratamiento somos expertos en las inyecciones de toxina botulínica, el método más eficaz y menos agresivo.. No dudes en acudir a nuestra clínica dermatológica en Madrid, si necesitas una consulta más personal.

Nuestro equipo sabrá ofrecerte el mejor tratamiento para que obtengas los mejores resultados. No dudes en consultarnos tus problemas, sabremos cómo atenderte. ¡Vuelve a confiar en ti y no dejes que tu problema te avergüence!

clinica dermatologica madrid