Tratamientos hiperhidrosis axilar - Clínica Dermatológica en Madrid

Hiperhidrosis y período estival

La hiperhidrosis, o exceso de sudoración, es un problema que afecta a muchas personas durante todo el año. Sin embargo, por razones obvias, se deja sentir con mayor virulencia en las épocas con temperaturas más altas.

¿QUÉ ES LA HIPERHIDROSIS?

 

Por qué sudamos

 

El sudor cumple una función muy importante y necesaria para el organismo: mantener el control de la temperatura corporal. Esto se consigue gracias a un proceso de enfriamiento provocado por la evaporación. Además, el sudor es un vehículo para la eliminación de ciertas toxinas.

 

En contra de la creencia popular, el sudor es inodoro. El olor se produce como consecuencia de procesos de fermentación provocados por las bacterias que tenemos en la piel, o en los tejidos y materiales que están en contacto con ella.

 

Las glándulas sudoríparas son “activadas” por el sistema nervioso en situaciones en las que la temperatura corporal aumenta, pero también en otros casos, generalmente asociados con situaciones de nerviosismo, estrés y ansiedad.

Los nervios responsables de activar las glándulas sudoríparas pueden ser más o menos activos, provocando que unas personas suden más qué otras en las mismas situaciones.

 

Recuerda: solo un especialista está cualificado para realizar un diagnóstico y determinar si sufres hiperhidrosis, así como para decidir un tratamiento.

 

clinica dermatologica madrid

 

Exceso de sudoración

 

La hiperhidrosis consiste en un nivel de sudoración atípico, superior a lo que podríamos considerar normal, con todas las consecuencias que esto conlleva. Es decir, significa que el sudor hace su aparición en circunstancias en las que no estaría justificado o, si lo está, lo hace de manera sobreabundante. Las consecuencias del este exceso de sudoración atípico pueden producir inseguridad y ansiedad, por su incomodidad y efectos visibles, y además pueden ser desencadenantes de otros problemas en la piel, por la exposición constante a un exceso de humedad.

 

Una mala alimentación, y en especial la obesidad, al igual que las situaciones prolongadas de estrés y ansiedad, también pueden incidir en un problema de exceso de sudoración, agravándolo considerablemente.

 

Dependiendo de cada caso, la hiperhidrosis puede afectar a toda la superficie corporal o localizarse exclusivamente en ciertas áreas. También es frecuente que afecte a todo el cuerpo, pero se manifieste con mayor intensidad en ciertos puntos. Las axilas, los pies y las palmas de las manos son las zonas generalmente más problemáticas.

En el caso de personas con mucho sobrepeso, también se puede producir una acumulación de sudor en los pliegues de la piel, por falta de ventilación (la acumulación de grasa puede crear pliegues en la piel, dentro de los cuales el sudor no llega al contacto con el aire para su evaporación normal).

 

Consecuencias para la calidad de vida

 

El exceso de sudor crea frecuentes situaciones que perturban la vida cotidiana de las personas afectadas, con el consiguiente impacto en su calidad de vida y, potencialmente, en su equilibrio psicológico:

  • Manos empapadas
  • Ropa mojada
  • Sudor visible en el rostro

 

Por otro lado, el exceso de humedad en la piel durante largos períodos, unido al roce con la ropa, puede ocasionar problemas derivados:

  • Hongos (especialmente en los pies)
  • Irritaciones en la piel
  • Descamación.

 

clinica dermatologica madrid

 

¿Cómo combatir la hiperhidrosis?

 

Existen diversas maneras de combatir la hiperhidrosis, que van desde la mera utilización de desodorantes o antitranspirantes en casos leves, hasta la cirugía en casos graves.

Una opción terapéutica novedosa contra la hiperhidrosis es la inyección intradérmica de toxina botulínica.

 

Toxina botulínica contra la hiperhidrosis

 

Esta solución ofrece grandes ventajas:

  • El tratamiento se realiza en pocos minutos, mediante la aplicación intradérmica de la toxina, y por tanto es ambulatorio.
  • Los resultados son rápidos
  • No requiere período de convalecencia

La inyección intradérmica de toxina botulínica tiene un efecto aproximado de 6 meses, y el tratamiento se puede realizar en cualquier época del año. Hay que repetirlo con el paso del tiempo para mantener el efecto.

 

TRATAMIENTO DE LA HIPERHIDROSIS EN NUESTRA CLÍNICA DERMATOLÓGICA

 

En nuestra clínica dermatológica en Madrid aplicamos diversos tratamientos contra la hiperhidrosis. Si nos visitas, estudiaremos tu caso de forma personalizada y te recomendaremos la mejor solución.

Nuestros tratamientos son aplicados exclusivamente por especialistas con gran experiencia, formados en las técnicas más modernas.

No dudes en ponerte en contacto para informarte, llamando a nuestro teléfono o rellenando el formulario adjunto. Estaremos encantados de atenderte.

 clinica dermatologica madrid