La piel y la diabetes.

La piel y la diabetes tipo 2 se puede tratar de manera efectiva para preservar calidad de vida ya que la obesidad es el resultado de un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético

El cuidado de dichas personas debe ser integral y los pacientes deberian de prestar atencion para identificar cualquier señal que pudiera afectar a su salud, pero sin descuidar el tratamiento que les haya indicado su medico, porque segun recientes estudios, una persona con diabetes que descuida su tratamiento podría manifestar algún daño también en la piel.

Y es que de acuerdo con ellos, existen enfermedades de la piel que se asocian a la Diabetes Mellitus, como es el llamado granuloma anular generalizado que habitualmente lo presentan entre el 30 y 60 por ciento de las personas con diabetes, el cual se caracteriza por manchas atróficas en la piel muy delgada, y algunas pueden ser hiperpigmentadas de forma oval o redonda.

Otra condición que se puede presentar es la necrobiosis lipódica diabeticorum, que está ligada con la presencia de lesiones color naranja u ocres que aparecen en las espinillas y ocurren con mayor frecuencia en las mujeres.

Recientemente se dieron a conocer los resultados de un estudio llamado EDGE, el más grande realizado a nivel global en el que participaron un total de 45,868 pacientes con diabetes de 27 naciones y quienes fueron tratados bajo condiciones de vida real, lo que hace de la investigación un referente en el tema”.

Los resultados del estudio EDGE, el más grande a nivel mundial en diabetes tipo 2, marcarán un nuevo esquema de tratamiento para los pacientes, gracias a que el estudio revela particularidades que pueden ser determinantes en la lucha contra la enfermedad.

Ese desequilibrio es frecuente por una dieta con alta densidad energética, baja en fibra y con incremento de bebidas azucaradas. Si a ello le agregamos que las personas no realizan actividad física entonces tenemos que cambiar nuestros hábito alimentarios y, tratar de realizar alguna actividad sencilla que incluso puede ser iniciar caminatas o procurar usar escaleras o hasta dejar el auto en casa para acudir a la oficina.

Algunas recomendaciones:

•  Apegarse al tratamiento indicado por el médico y seguir sus instrucciones

• Después del baño secar completamente los pliegues del cuerpo (axilas, ingles, cuello, para evitar la humedad)

• Evitar rascarse costras y lastimarse con objetos afilados

• Acudir al médico al notar algún cambio en la textura o color de la piel más aún si se presenta dolor, hinchazón y/o enrojecimiento de la piel acompañada de fiebre.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

•  Mantener cuidado al cortar las uñas, usar crema y jabón suaves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.