• Home
  • Hiperhidrosis
  • La Hiperhidrosis es algo más que un síntoma de sudoración excesiva
hiperhidrosis clínica dermatológica

La Hiperhidrosis es algo más que un síntoma de sudoración excesiva

 Esta vez vamos a explicar de una manera sencilla que esto de la hiperhidrosis y la importancia que hay que darle a un síntoma en el que mucha parte de la población no sabe de que se trata. La sudoración es un fenómeno fisiológico que mantiene la temperatura corporal eliminando el calor sobrante del cuerpo. En el cuerpo humano este mecanismo está regulado por el sistema nervioso autónomo y, más concretamente, por el sistema simpático. La hiperhidrosis es la secreción excesiva de sudor, en una cantidad muy por encima de lo requerido para el control de la temperatura corporal. Puede ser axilar, palmar, plantar, cráneo-facial, según el lugar del cuerpo donde se produzca.

Hay distintos tipos de hiperhidrosis:

Hiperhidrosis primaria: existe un inapropiado funcionamiento del sistema simpático. Éste envía un estímulo exagerado a las glándulas sudoríparas y se produce una sudoración desmesurada en determinadas zonas del cuerpo.

Hiperhidrosis secundaria: manifestación de otro proceso patológico, como hipertiroidismo, terapia hormonal o disfunción hormonal.

Consecuencias físicas y sociales La hiperhidrosis es responsable de consecuencias no sólo físicas sino también anímicas. A estos problemas se une el efecto psicológico que tiene la hiperhidrosis en la calidad de vida de las personas que la padecen, afectando a la vida diaria, a la relaciones sociales, aspecto físico, etc.

La mayoría no consulta al especialista: La prevalencia de la hiperhidrosis se sitúa alrededor del 3% de la población. De ellos, sólo el 38% ha comentado estos problemas de excesos de sudor con un profesional de la salud.Se trata de un trastorno que suele iniciarse en la infancia o pubertad y normalmente dura toda la vida, aunque la gravedad disminuye hacia los 50 años.

Controlar la hiperhidrosis sin que la piel se irrite: El control de la hiperhidrosis no es fácil. El uso de antitranspirantes convencionales nunca es suficiente para conseguir un buen control de la sudoración. Por otra parte, el tipo de sustancias empleadas en las formulaciones para el control de la hiperhidrosis suelen ser muy mal toleradas por la piel, lo que conlleva a restringir su frecuencia de uso y eso condiciona su efectividad.

Tradicionalmente, los productos más utilizados han sido sales de aluminio (cloruro de aluminio), pese a su capacidad irritante que las hace especialmente mal toleradas e impiden su uso diario, obligando a espaciar las aplicaciones.Existen otros métodos para el control de la hiperhidrosis, aunque son más invasivos y no siempre están indicados para todo tipo de pacientes, el dermatólogo es quien puede aconsejar en cada caso cual es la mejor opción de tratamiento.Un reto terapéutico es el control diario de la hiperhidrosis que a su vez no irrite la piel.La posibilidad de uso de un antitranspirante a diario, con una buena efectividad en el control de la sudoración excesiva y a la vez que sea bien tolerado es un avance claro en las posibilidades de tratamiento.

Hay que considerar que el paciente que sufre de hiperhidrosis de forma continuada tiene una maceración local de la piel que lo hace más susceptible a la proliferación de organismos, presentando por tanto un mayor riesgo de infección.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

Desde la clínica dermatológica del doctor cavada te invitamos a que pases por nuestra consulta, en la que te realizaremos un chequeo gratuito y de calidad, para que que la normalidad vuelva tu vida de la manera más sencilla posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.