Clínica dermatológica Madrid - consejos cuidar piel

Lo que no sabías sobre las pieles sensibles

Las alteraciones de la piel pueden afectar a nuestra vida cotidiana e incluso tener impacto en nuestro estado de ánimo y equilibro psicológico, ya que algunos de sus síntomas pueden ser muy molestos e impedirnos hacer una vida normal. Un exceso de “sensibilidad” en la piel es uno de los problemas más frecuentes.
¿Te gustaría saber más sobre el tema? Sigue leyendo…

¿Tienes la piel sensible?

Es difícil establecer la frontera entre la “piel normal” y la “piel sensible”, ya que hay distintos grados de sensibilidad, distintas causas, y distintas manifestaciones del problema.

Por otro lado, esta condición puede ser una característica permanente, o aparecer en determinado momento de nuestra vida. Además, en contra de lo que se podría pensar por puro sentido común, la frecuencia con la que se presentan problemas de sensibilidad en la piel no aumenta con la edad, al contrario, muestra una tendencia a disminuir.

clinica dermatologica madrid

Cómo identificar una piel sensible

Nuestra piel tiene un papel importante en funciones esenciales del organismo, como la regulación de la temperatura del cuerpo. Además, protege eficazmente de las agresiones ambientales (aunque en este aspecto, como bien sabemos, tiene sus límites).

Cuidar la piel es una cuestión de salud, no solo un medio para lucir un buen aspecto.

Una piel sensible se reconoce fácilmente porque reacciona de manera intensa y desproporcionada cuando es expuesta a determinados factores que no provocarían esa reacción en la mayoría de las personas.

Recuerda: solo un especialista puede evaluar una piel sensible, descartar otros problemas, y determinar qué precauciones y cuidados específicos son necesarios en cada caso.

Los estímulos que provocan este tipo de reacción al que nos referimos pueden ser de todo tipo, desde ambientales hasta psicológicos. Entre otros:

  • Alimenticios
  • Químicos (determinadas cremas y jabones, productos cosméticos, productos de limpieza…)
  • Ambientales
  • Psicológicos y estilo de vida
  • Contacto (rascarse la piel, roce con tejidos)
  • Hormonales

Pequeñas agresiones, externas o internas, que una piel normal sería capaz de resistir sin que notásemos nada, no son toleradas igualmente por una piel sensible. Por eso hay distintos grados de sensibilidad o, lo que es lo mismo, distintos grados de tolerancia.

Es importante consultar al especialista siempre que notemos que nuestra piel responde de manera no convencional ante cualquier estímulo normal. Las pieles sensibles pueden ser una manifestación de alguna patología, razón por la que es especialmente importante someterse a la evaluación de un especialista.

Cómo reaccionan las pieles sensibles

Las pieles sensibles reaccionan de diversas formas ante los estímulos que resultan agresivos para ella. Podríamos encontrarnos con algunos (o varios) de estos efectos:

  • Enrojecimiento
  • Ardor
  • Descamación
  • Picor
  • Hormigueos
  • Tirantez

 clinica dermatologica madrid

Menor impacto en los hombres

La piel del hombre es más gruesa (en torno a un 20%), y además produce mayor cantidad de grasa y más colágeno. Esto no solo influye en su aspecto externo sino también en su capacidad para defenderse de los factores ambientales y recuperarse de los daños.

No obstante, el hombre somete su piel a más agresiones que la mujer, por término medio, especialmente en el rostro, como consecuencia del afeitado. No es infrecuente que se produzcan casos de hipersensibildiad en la piel del hombre relacionados con la erosión constante de las cuchillas y, no lo olvidemos, lociones y sustancias para el afeitado con alcoholes o determinados químicos.

Antes mi piel no era tan sensible, ¿qué ha pasado?

Las características de nuestra piel vienen condicionadas por muchos factores y no todos ellos son constantes a lo largo de la vida. Ya sea por causas internas o externas, nuestra piel puede cambiar y sufrir alteraciones en su tipología con el paso de los años. Por este motivo, la piel también puede presentar en determinados momentos problemas que antes no habíamos experimentado frente a situaciones cotidianas, como el uso de determinados cosméticos, por ejemplo.

 Cuidados para pieles sensibles

Las pieles sensibles necesitan más protección, por razones obvias. No obstante, no todas presentan la misma sensibilidad ante los mismos tipos de “agresión”. Con carácter general, suelen estar indicadas las siguientes recomendaciones básicas para la protección de las pieles sensibles:

  • Evitar el contacto con sustancias químicas agresivas, especialmente productos de limpieza.
  • Extremar la precaución al exponerse a la radicación solar, usando una protección elevada.
  • Utilizar ropa de tejidos naturales
  • Evitar aplicar sobre la piel sustancias con alcohol (lociones, etc.)
  • Protegerse contra el frío o el calor excesivos
  • En cuanto al uso de productos cosméticos y de higiene personal, hay que evitar a toda costa los de baja calidad y prestar mucha atención a la composición (puede haber una especial sensibilidad a determinados componentes).

De nuevo, no olvides que solo el especialista puede evaluar tu problema, determinar sus causas y, sobre todo, indicarte las precauciones ESPECÍFICAS que debes tomar para tu caso concreto.

clinica dermatologica madrid

Tipos de piel, ¿cuál es el tuyo?

Si la piel está sana, no será difícil identificar su tipo. No obstante, siempre es conveniente tener el respaldo de una opinión profesional.

  • Piel grasa: se caracteriza por producir un exceso de sebo, lo que generalmente se traduce en brillos, poros abiertos, y una mayor tendencia a la aparición de granos.
  • Piel seca: presenta tendencia a una cierta sensación de tirantez y de menor elasticidad, y tiene propensión a irritarse y descamarse. A su vez, esto produce una coloración poco homogénea.
  • Piel normal: es el tipo más común, no se reseca con facilidad y no produce exceso de grasa; tiene una elasticidad adecuada, poros pequeños y un color uniforme.
  • Piel mixta: se reconoce porque la parte conocida como “zona T” del rostro es más grasa que el resto de la cara.

Como ya hemos visto, una piel “sensible” reacciona con picores, descamaciones, enrojecimientos y otros síntomas al exponerse a factores que no deberían provocar esa reacción en circunstancias normales.

Tratamiento de pieles sensibles en nuestra Clínica Dermatológica

En nuestra Clínica Dermatológica en Madrid contamos con expertos dermatólogos especialistas en el cuidado médico y estético de la piel. Si tu piel presenta problemas, no dudes en dejarte asesorar por ellos para proteger tu salud y tu imagen.

Nuestros especialistas son expertos conocedores de las técnicas más modernas, y te aconsejarán sobre las soluciones más adecuadas para ti, teniendo en cuenta factores como tu tipo de piel y tu estilo de vida.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo llamando por teléfono o rellenando el formulario adjunto.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

clinica dermatologica madrid