Clínica dermatológica Madrid - consejos cuidar piel

Pieles sensibles

El estado y aspecto de nuestra piel está condicionado por muchos factores, algunos de los cuales pueden cambiar a lo largo de nuestra vida, ya sea por causas internas o externas. Esto hace que nuestra piel pueda sufrir alteraciones en su tipología con el paso de los años. Por la misma razón, la piel también puede desarrollar en determinados momentos problemas que antes no teníamos. En este artículo, hablaremos de las “pieles sensibles”.

La importancia de la piel

 

La piel tiene un papel absolutamente esencial en diversas funciones del organismo, como por ejemplo:

  • Regulación de la temperatura del cuerpo
  • Producción de vitamina D
  • Protección de las agresiones ambientales.

…Entre muchos otros.

Por eso, debemos “mimar” nuestra piel para mantenernos más sanos y, también, si queremos tener un buen aspecto. En este artículo hablaremos de un problema muy frecuente hoy en día: pieles que, por su tipología, necesitan algún tipo de cuidado especial.

 

 clinica dermatologica madrid

 

¿Qué factores determinan cómo es nuestra piel?

 

Los factores que determinan las características de nuestra piel son, entre otros:

  • Genéticos
  • Hormonales
  • Ambientales
  • Estilo de vida
  • Patologías

 

Las pieles sensibles pueden ser una manifestación de alguna patología, razón por la que es especialmente importante someterse a la evaluación de un especialista.

 

Cómo identificar las pieles sensibles

 

Es difícil establecer la frontera de las “pieles sensibles”, ya que hay distintos grados de sensibilidad.

 

Curiosamente, y en contra de lo que se suele creer, la frecuencia con la que se presentan problemas de sensibilidad muestra una tendencia a disminuir con la edad.

 

Normalmente, solemos distinguir cuatro tipos de piel: seca, grasa, normal y mixta. No obstante, con independencia de esta clasificación, sabemos que existen pieles “sensibles”. Una piel sensible se reconoce fácilmente porque reacciona de una manera intensa y desproporcionada cuando es expuesta a determinados estímulos. Estos mismos estímulos no provocarían esa misma reacción en la mayoría de la personas.

Los estímulos que provocan este tipo de reacción en las pieles sensibles pueden ser de muy diversa naturaleza. Pondremos algunos ejemplos especialmente relevantes:

 

  • Factores ambientales: Radiación solar, temperaturas altas o bajas, viento
  • Productos químicos: determinados jabones, cremas, productos de afeitado, productos de limpieza
  • Factores psicológicos: emociones intensas, estrés
  • Estilo de vida: deportes intensos
  • Gestos cotidianos: rascarse o frotarse la piel
  • Tejidos: roce con determinados tejidos
  • Factores Alimenticios: picantes, exceso de condimentación
  • Cuestiones hormonales: como el ciclo menstrual

 

Pequeñas agresiones externas o internas que una piel normal sería capaz de resistir sin que notásemos nada, no son toleradas igualmente por una piel sensible. Por eso hay distintos grados de sensibilidad.

 

 clinica dermatologica madrid

 

Cuidar las pieles sensibles

 

Las pieles sensibles pueden reaccionar de muy diversas maneras cuando son expuestas a un estímulo que para ellas es agresivo. Generalmente, pueden darse una o varias de estas reacciones:

 

  • Picores
  • Enrojecimientos
  • Descamaciones
  • Hormigueos
  • Ardor
  • Sensación de sequedad y tirantez

 

Cuidados

 

Las pieles sensibles necesitan protección (de distinto tipo en función de sus características, siempre bajo criterio y supervisión del especialista), pero no todas presentan la misma sensibilidad a los mismos tipos de agresiones.

En cualquier caso, siempre es recomendable que las personas con pieles sensibles se protejan contra el frío o el calor excesivos y, sobre todo, que eviten el contacto con productos agresivos, ropa ajustada y tejidos sintéticos. También es conveniente extremar la precaución al exponerse a la radicación solar.

Recuerda:

 

Solo un especialista puede evaluar una piel sensible y determinar qué cuidados y precauciones específicos son necesarios en cada caso.

 

Precaución con la cosmética

 

Con frecuencia, se pasa por alto el impacto que puede tener sobre la piel el uso de cosméticos de mala calidad, especialmente en personas con pieles propensas a irritarse.

Hay que evitar a toda costa los productos de baja calidad y prestar mucha atención a la composición (puede haber una especial sensibilidad a determinados componentes), entre otras precauciones.

 

Tratamiento de pieles sensibles en nuestra Clínica Dermatológica

 

Las alteraciones de la piel pueden afectar a nuestra vida cotidiana e incluso tener impacto en nuestro estado de ánimo, ya que algunos de sus síntomas pueden ser muy desagradables. Es importante dejar en manos de médicos dermatólogos algo tan importante como la buena salud de nuestra piel.

En nuestra Clínica Dermatológica en Madrid contamos con expertos especializados en el cuidado médico y estético de la piel. Si tu piel presenta problemas, no dudes en dejarte asesorar por ellos para proteger tu salud y tu imagen.

Llámanos, o rellena el formulario adjunto. Estaremos encantados de aconsejarte.

 clinica dermatologica madrid