Después del verano, más que nunca cuida tu piel en clínica dermatológica Madrid

Protección de la piel sensible en los meses de verano

Las pieles sensibles se caracterizan por responder de forma intensa a pequeñas agresiones cotidianas que no producirían esa respuesta en la mayoría de las personas. En los meses de verano, la radiación solar, la sudoración, el cambio de hábitos, los excesos alimenticios o incluso el aire acondicionado pueden hacer que las pieles sensibles están aún más expuestas. En este artículo, entraremos a fondo en esta cuestión.

Los riesgos del verano

 

En verano estamos expuestos a agresiones constantes a las que quizás no prestamos la debida atención, como por ejemplo:

 

  • El salitre del mar
  • La arena de playa
  • La arena en suspensión en la brisa
  • El cloro de las piscinas

 

Además, en los meses estivales somos propensos a bajar la guardia en nuestro estilo de vida, y a cometer excesos que pueden afectar al equilibrio de la piel. En particular, hay sustancias que pueden agravar el problema de las pieles sensibles, como el alcohol, los picantes y la cafeína.

 

Recuerda: solo un especialista puede evaluar una piel sensible, descartar otros problemas, y determinar qué precauciones y cuidados específicos son necesarios en cada caso.

 

Cómo cuidar las pieles sensibles en verano

 

Protección contra el sol

 

La fotoprotección es esencial. Todos debemos protegernos de la radiación solar, pero las personas con pieles sensibles deben extremar las precauciones, y vigilar la composición de las cremas, para evitar exponer su piel a perfumes y parabenos. “Extremar la precaución” significa aumentar el factor de protección solar y evitar, en cualquiera de los casos, las largas exposiciones directas al sol.

 

Eliminar cuanto antes el salitre y el cloro

 

Una menor exposición al salitre y al cloro es esencial para las personas con pieles sensibles. Por ello, es recomendable ducharse siempre de forma inmediata tras el baño, especialmente si tu piel es muy sensible.

 

Si, tras el baño, nos dejamos la piel llena de restos de sustancias agresivas y a esto le sumamos la exposición al sol, la piel sufre mucho más, de manera totalmente innecesaria.

 

Atención a la hidratación

 

Hay que extremar la hidratación de la piel en verano. Para ello es absolutamente esencial beber agua con mucha frecuencia. También puede ser una buena idea, en el caso de las pieles sensibles, usar cremas hidratantes que estén específicamente indicadas.

 

No es cierto que bebiendo más agua sudamos más. De hecho, mantenerse hidratado es una de las recomendaciones básicas para las personas con problemas de hiperhidrosis.

 

Cuidado con los aires acondicionados

 

Las corrientes continuas de aire seco pueden acelerar la deshidratación de la piel. Esto es algo muy a tener en cuenta para todas las personas, pero en especial para aquellas que tienen un problema de hipersensibilidad en la piel.

 

Es recomendable usar el aire acondicionado con moderación y conocer las funcionalidades de los equipos disponibles para evitar que resequen el ambiente más de lo imprescindible.

 

Cuidado con los jabones

 

En veranos nos lavamos con más frecuencia y si estamos fuera de casa es probable que lo hagamos con productos distintos a los habituales. Es muy importante vigilar la composición de los geles y champús, especialmente si incrementaos la frecuencia de ducha. También es preciso evitar elementos agresivos, como esponjas fuertes o de mala calidad.

 

Gestión del sudor

 

La retención de sudor en la piel, especialmente en zonas poco ventiladas, puede ser un problema serio en verano para personas con la piel sensible. Por ello es recomendable usar ropas amplias, ligeras, muy ventiladas y de tejidos naturales, que no agraven las condiciones que, inevitablemente, nos impone el calor del verano.

 

Tratamientos para pieles sensibles en nuestra Clínica Dermatológica

 

En nuestra Clínica Dermatológica en Madrid contamos con expertos dermatólogos especialistas en el cuidado médico y estético de la piel. Si tu piel presenta problemas, no dudes en dejarte asesorar por ellos para proteger tu salud y tu imagen.

Nuestros especialistas son expertos conocedores de las técnicas más modernas, y te aconsejarán sobre las soluciones más adecuadas para ti, teniendo en cuenta factores como tu tipo de piel y tu estilo de vida.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo llamando por teléfono o rellenando el formulario adjunto.

 clinica dermatologica madrid