clinica dermatologica -5

¿Qué síntomas tiene el cáncer de piel? En Clínica Dermatológica Madrid te los contamos

El cáncer de piel es una tendencia cada vez más frecuente, que, en la actualidad, constituye el grupo de tumores malignos más presentes en el ser humano. En Clínica Dermatológica Madrid te contamos en qué consiste, los tipos que existen y cuáles son los síntomas principales con los que podrás autoexaminarte para, posteriormente, acudir a un profesional.

El cáncer se origina cuando las células de un organismo comienzan a reproducirse de forma descontrolada.  Aunque casi cualquier célula del cuerpo puede convertirse en cancerosa, lo cierto es que el cáncer de piel ocupa en la actualidad el primer puesto en lo que a afectados se refiere. La Organización Mundial de la Salud ha calculado que cerca de 5.000 nuevos casos son diagnosticados en nuestro país cada año.

El cáncer de piel se inicia en la epidermis, la capa más externa de la piel, que se compone de células basales, escamosas y melanocitos. La mayor parte de los afectados puede curarse de esta afección, y por ello resulta necesaria una detección temprana y la puesta en marcha de mecanismos de prevención adecuados.

Tipos y causas

La causa principal del cáncer de piel se puede situar en la predisposición genética, aunque hay otros muchos factores que influyen y estimulan la aparición de células cancerígenas.  Entre estos últimos se encuentra una exposición excesiva a radiación ultravioleta, agentes químicos y quemaduras graves y prolongadas a causa de la radiación solar. Asimismo, suele presentarse en personas mayores de 30 años y con una exposición solar frecuente, con quemaduras habituales y de piel clara con dificultad para pigmentarse.

En CLÍNICA DERMATOLÓGICA MADRID GONZÁLEZ CAVADA trabajamos con cánceres melanocíticos y no melanocíticos.

Los cánceres no melanocíticos son los más frecuentes, aunque son menos peligrosos y entrañan menos riesgos que los melanocíticos. Pueden distinguirse principalmente dos tipos:

1. De células basales:

Se trata del tipo más común. Aparece en aquellas zonas donde la radiación solar incide con más constancia. Estos cánceres tienden a crecer muy lentamente y, raramente, se expanden a otras partes del cuerpo. Un tratamiento precoz y preventivo puede ayudar a frenar su expansión a otros tejidos y, en última instancia, a los huesos. Es igualmente importante que se extraiga por completo, ya que puede reaparecer en el mismo lugar a la larga si no se elimina de forma adecuada.

2. De células escamosas:

Cerca de dos de cada diez cánceres de piel son carcinomas de células escamosas. Las células en estos cánceres son vistas como una versión anormal de las propias células escamosas presentes en la capa externa de la piel.  Como lo que ocurre en el de células basales, este tipo de cáncer aparece por lo general en aquellas zonas del cuerpo más expuestas al sol, aunque también es frecuente que se presente en cicatrices o llagas crónicas de la piel. A pesar de que sigue siendo poco común, los cánceres de células escamosas tienen más posibilidades de crecer hacia capas de la piel más profundas.

3. Melanoma

Estos cánceres se producen a partir de las células de la piel que producen los pigmentos, los  melanocitos. Estos melanocitos se encuentran en la piel, el pelo, las mucosas, el sistema nerviosos central y el oído. Aunque es el menos frecuente, es el que entraña más riesgos.

Los melanocitos también pueden formar crecimientos benignos o no cancerosos, los conocidos como lunares. Aparece con mucha menos frecuencia que los carcinomas de células basales y los de células escamosas, pero el riesgo de que se expanda y propague es exponencialmente más elevado.

Síntomas principales: la regla ABCDE

La mejor forma de prevenir un melanoma es prestar mucha atención a los lunares, en especial a aquellos que aparecen nuevos y a los ya existentes que cambian de tamaño, color o forma. También resulta aconsejable observar aquellos lunares que parecen muy diferentes a los otros en tu piel.

Si presentas cualquiera de estos síntomas es necesario acudir a una Clínica Dermatológica para llevar a cabo una revisión de la piel. Otro de los métodos para identificar un melanoma es la regla de la ABCDE con el que podrás autoexaminarte y mantenerte alerta si tu lunar presenta alguna de estas características:

  1. A de Asimetría: la mitad del lunar observado no corresponde con la otra mitad.
  2. B de Borde: los bordes del lunar son desiguales, irregulares o poco definidos.
  3. C de Color: el color no resulta uniforme en todo el lunar y presenta manchas o sombras de color marrón o negras. A veces también pueden aparecer imperfecciones rosadas, rojas, azules o blancas.
  4. D de Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho, esto es, el ancho de un lápiz.
  5. E de Evolución: si el tamaño, color o forma del lunar cambian de forma visible e irregular a lo largo del tiempo.

Infórmate en CLÍNICA DERMATOLÓGICA GONZÁLEZ CAVADA

En CLÍNICA GONZÁLEZ CAVADA nos preocupamos por la salud de tu piel. Contamos con los mejores expertos y profesionales a tu disposición.

Si tienes cualquier duda no lo pienses y ¡contacta con nosotros! Pide cita sin compromiso.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

clinica dermatologica madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.