exceso exposición al sol problemas

Queratosis actínicas: causas y tratamiento

Las queratosis actínicas o queratosis solar son unos de los precáncer de piel más comunes. Su causa más frecuente es una dosis excesiva de radiación solar. Además, tiene un perfil de personas más dadas a contraerla. Los ojos claros, la piel blanca o el cabello rubio y pelirrojo suelen ser algunas de las carácteristicas de las personas a las que más frecuentemente afecta esta patología. Además, también la encontramos con mayor frecuencia en personas mayores de 45 años. Desde nuestra clínica dermatológica en Madrid, queremos ayudarte a conocer los signos de esta enfermedad, ya que la prevención es un factor clave en la lucha contra el cáncer de piel.

Cómo identificar las queratosis actínicas

Se suele designar a la queratosis actínica de forma plural, ya que en general, suelen aparecer varias marcas a la vez. Al principio, estas son muy pequeñas y difíciles de reconocer a simple vista, aunque sí pueden diferenciarse a través del tacto. Este tiene una textura áspera, similar a la que sentiríamos al pasar nuestro dedo sobre un papel de lija. En la mayoría de ocasiones, tenemos más queratosis actínicas invisibles que visibles.

Causas

La causa más común y general de esta patología es una exposición solar excesiva. Hay que recordar que la piel “tiene memoria” por lo que esta se va acumulando a lo largo de los años. De ahí que sea más frecuente que ataque a adultos que a jóvenes. Otra de las causas que provocan la formación de esta enfermedad, es la radiación ultravioleta. El incremento del uso de cabinas de bronceado ha provocado también un mayor desarrollo de esta enfermedad sobre la población. Lo más aconsejable es evitar este tipo de salones y tomar siempre el sol con precaución.

En ciertas ocasiones, las queratosis actínicas también pueden estar provocadas por la exposición a agentes químicos.

Evita las queratosis actínicas con protección solar alta - Clínica dermatológica en Madrid

Apariencia

Cuando son visibles, las queratosis actínicas presentan un aspecto escamoso, similar a la costra de una herida. Los lugares en los que suele aparecer con más frecuencia son las áreas alopécicas de la cabeza, al igual que la cara, el borde de los labios, las orejas, los brazos o el dorso de las manos.

aspecto de las queratosis actínicas - Clínica dermatológica Madrid

Tratamiento

Lo primero que debe realizarse es un diagnóstico adecuado. Por lo general, este se realiza de manera clínica, pero en muchos casos es necesario realizar también una biopsia cutánea, de manera que podamos asegurarnos de que no se trata de un tumor.

La protección solar es una de las recomendaciones más importantes a la hora de tratar estas lesiones, ya que hace que su progresión sea más lenta. También solemos recetar algunas sustancias antiinflamatorias y anticancerígenas, las cuales favorecen la destrucción de estas lesiones. Es necesario recordar que el diagnóstico y tratamiento que realizamos en nuestra clínica dermatológica en Madrid está personalizado para cada paciente. Hace falta tener en cuenta que esta patología es crónica, por lo que una vez detectada, las visitas frecuentes al dermatólogo se hacen muy necesarias.

González Cavada, especialista en queratosis actínicas

Visita nuestra clínica dermatológica en Madrid y encontraremos el mejor tratamiento para tí. Te lo aseguramos.

clinica dermatologica madrid