Riesgos de la exposición solar para la piel: toma precauciones este verano

A menudo percibimos el “bronceado” como una mejora estética, como un beneficio “cosmético”, pero en realidad se trata de un mecanismo de autodefensa de la piel contra una agresión externa. En este artículo te resumimos lo que necesitas saber sobre los riesgos de la exposición solar, incluyendo algunas sorpresas: ¿sabías que en los días nublados el sol también quema la piel?

Por qué los rayos ultravioleta pueden ser muy perjudiciales

Como sabemos, un exceso de exposición a los rayos ultravioleta puede causar quemaduras. Los rayos UV atraviesan la “barrera” de las capas externas de nuestra piel y llegan a las capas más profundas, donde causan daños en las células.

El deterioro de la piel por un exceso de exposición solar puede manifestarse de varias formas, que podemos resumir en tres grupos:

  • Reducción de la elasticidad de la piel, con la consiguiente aparición prematura de signos de envejecimiento
  • Manchas y otras imperfecciones
  • Riesgo de cáncer y otras patologías

clinica dermatologica madrid

Presta atención a los factores que pueden agravar la exposición a los rayos UV

La exposición a los rayos UV puede depender (mucho) de una larga serie de factores. Algunos son muy obvios, como la época del año y hora del día, pero otros no lo son tanto:

  • Altitud: a mayor elevación, más riesgo. Los riesgos del exceso de exposición al sol en verano son mayores en la montaña que en la playa, sobre todo a grandes altitudes.
  • Distancia desde el ecuador: la exposición a los rayos UV disminuye a medida que se nos alejamos de la línea del ecuador. Si viajas aun país ecuatorial, debes tener esto muy en cuenta.
  • Reflejos: los rayos UV rebotan en el agua, las paredes (especialmente muros blancos y cristaleras), la nieve, la arena, etc. En determinados entornos saturados de superficies reflectantes, se puede llegar a “disparar” la exposición a los rayos UV, que además incidirán en nuestro cuerpo desde todos los ángulos, y no solo desde arriba.

Los rayos UV atraviesan las nubes

¿Sabías que la mayor parte de la radiación UV atraviesa las nubes?

Un error muy común en verano, especialmente a las horas de más calor, es pensar que en días nublados no estamos “expuestos”. De hecho, los expertos advierten que las nubes no solo no protegen totalmente del sol, sino que además hay determinados tipos de nubes que pueden reflejar los rayos UV, aumentando los niveles de exposición.

Hace unos años, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña presentó campaña de sensibilización con el lema “Nublado también quema”.

Recuerda: nublado también quema 😉

¿Por qué nos bronceamos?

En la capa epidérmica, el pigmento llamado melanina nos protege de los rayos ultravioleta del sol, que pueden quemar la piel. El bronceado se produce como una respuesta natural de nuestra piel al exceso de exposición solar, generando más melanina para aumentar la protección. Es decir, es un mecanismo de autodefensa frente a una agresión ambiental, no una “mejora cosmética producto de los beneficios del sol”.

Cuanta más melanina, más oscura es la piel. Los cambios en el tono por un incremento de la melanina, como sabemos, no son permanentes. El bronceado va desapareciendo con el tiempo, si las condiciones ambientales que propiciaron el incremento de melanina no se mantienen.

clinica dermatologica madrid

¿Cómo funciona la melanina?

La melanina absorbe la radiación ultravioleta nociva con una increíble eficacia, y transforma la energía en calor.

Hay muchos alimentos que favorecen la producción de melanina, como por ejemplo:

  • Zanahorias
  • Tomates
  • Espinacas
  • Salmón
  • Calabaza

Vitamina D y luz solar

No es correcto decir que la luz solar produce o “tiene” vitamina D, como a veces se expresa en lenguaje coloquial. Lo que hace la luz del sol es ayudar al organismo a “fabricar” vitamina D.

La vitamina D también se puede obtener a través de los alimentos, como por ejemplo los pescados grasos.

¿En qué nos beneficia la vitamina D?

La función más importante de esta vitamina es la regulación de los niveles de calcio y fosfato. Además, favorece la mineralización y remodelación de los huesos, siendo esencial para el desarrollo del esqueleto.

Tratamientos contra los efectos del sol en la piel

En nuestra clínica dermatológica en Madrid, contamos con grandes especialistas que pueden evaluar la salud de tu piel, especialmente tras épocas de gran exposición solar, y recomendarte los tratamientos necesarios, ya sea médicos, o médico-estéticos.

Rellena el formulario o llámanos, estaremos encantados de atenderte.

Si estas buscando una Clínica dermatológica en Madrid, en la clínica González Cavada te ofrecemos los mejores tratamientos dermatológicos sobre dermatología clínica quirúrgica, cosmética y láseres.

clinica dermatologica madrid