Category Archives: Hiperhidrosis

En Clínica Dermatológica Gonzalez Cavada somos expertos en eliminar la hiperhidrosis (sudoración excesiva).

En nuestra clínica tenemos las últimas innovaciones en todo lo relacionado con la dermatología clínica y quirúrgica, por eso eliminar la hiperhidrosis será posible.

En Clínica Dermatológica Madrid nos preocupamos por nuestros pacientes, por eso , nuestro equipo de expertos en hiperhidrosis realizaran un análisis previo para determinar que tratamiento es el apropiado para cada tipo de piel.

Si quieres saber todos los tratamientos que ofrecemos para decir adiós a la Hiperhidrosis que tanto nos incordia, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y pide tu cita previa.

clinica dermatologica madrid hiperhidrosis axilar

¿Por qué tratarte la hiperhidrosis axilar antes de verano?

Se acerca el verano y con él se multiplican los problemas de sudoración. Si tu problema es la hiperhidrosis axilar no temas al verano, en nuestra clínica dermatológica tenemos la mejor solución para usted.

La hiperhidrosis está definida como el exceso de sudoración en toda la superficie corporal o en sitios localizados como las axilas, las palmas de las manos, plantas de los pies, cuero cabelludo… Este trastorno crónico médico lo sufre el 3% de la población mundial y en España, concretamente, 300.000 personas.

Normalmente, la hiperhidrosis axilar suele manifestarse por primera durante la pubertad y la adolescencia temprana. Continue reading

cómo tratar hiperhidrosis axilar

Últimos avances en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar ¿Qué debes saber?

Si sufres sudoración excesiva, este post te interesa. Nuestra clínica dermatológica en Madrid, González Cavada, se ha especializado en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar. Somos conscientes de cuanto puede entorpecer tu día a día esta enfermedad. Por ello, trabajamos por seguir avanzando en su remedio. Hoy te damos a conocer los últimos avances para remediar la sudoración excesiva y el tratamiento de la hiperhidrosis axilar que sí funciona. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la hiperhidrosis axilar para que no te falte nada. Continue reading

clínica dermatológica en Madrid

¿Cómo tratar la hiperhidrosis axilar para no sufrir este verano?

La hiperhidrosis es una afección por la cual una persona sufre una sudoración excesiva y de manera impredecible. Las personas que la sufren pueden comenzar a sudar, incluso, cuando la temperatura es baja o cuando están en reposo. Si sufres este trastorno, seguro que estás preocupado por la llegada del verano.La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y, en la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, al ejercitarse, o en respuesta a situaciones que las hacen sentir nerviosas, avergonzadas o con miedo. No obstante los pacientes de hiperhidrosis sufren de  sudoración excesiva sin estos desencadenantes. Desde Clínica Dermatológica González Cavada, tu clínica hiperhidrosis en Madrid, te mostramos cuál es el tratamiento de esta alteración para que no tengas que preocuparte por nada este próximo verano.

Continue reading

Clínica dermatológica- hiperhidrosis palmar

¿Cómo combatir la hiperhidrosis palmar?

Si te sudan de manera excesiva las manos, con independencia de la temperatura ambiente es posible que padezcas de hiperhidrosis palmar. Se trata de una molesta patología que puede limitar tu vida personal y laboral al máximo, impidiéndote desarrollar tu actividad con normalidad. No obstante, puedes mitigar sus efectos con algunos de nuestros consejos y resolverlos con los tratamientos de nuestra Clínica Dermatológica Madrid.

Continue reading

Clínica dermatológica- hiperhidrosis

¿Qué zonas son las afectadas por la hiperhidrosis?

Padecer de hiperhidrosis es una de las cuestiones más molestas a las que cualquier persona puede hacer frente en su vida cotidiana. La sudoración excesiva afecta de forma considerable a  nuestro día a día, pudiendo limitar nuestra vida social, laboral e, incluso, provocar traumas psicológicos. Se trata de una patología que afecta al 3% de la población mundial y  a más de 300.000 personas solo en España, cuyo problema de sudor aparece con independencia de la actividad física a realizar. Pero, ¿Cuáles son las zonas más afectadas por la enfermedad? Te las contamos aquí.

LUGARES DONDE LA HIPERHIDROSIS SE PRESENTA CON MAYOR FRECUENCIA

Los lugares donde el problema de sudoración excesiva se hace más evidente suelen responder a un patrón, por lo que la mayoría de las personas que la padecen lo hacen en las mismas zonas.

  • Axilas: Uno de los lugares más incómodos donde aparece esta patología son las axilas. Al tratarse de una zona que no está especialmente ventilada puede provocarnos una sensación de incomodidad por el humedecimiento excesivo, además de manchas en nuestra ropa. Es la más frecuente, llegando a afectar al 2,8% de la población. Comienza a aparecer en la adolescencia debido al desarrollo hormonal. Puede empeorar con el paso de tiempo.
  • Hiperhidrosis palmar: Las palmas de las manos es otra zona donde la sudoración excesiva se hace latente. No obstante, el desencadenante, en este caso, no solo se asocia a aumentos de temperatura, sino también a situaciones externas de carácter emocional. Las personas que padecen este tipo de hiperhidrosis tienen una coordinación alterada entre el sistema nervioso central y el sistema nervioso autónomo, provocando que cualquier cuadro de ansiedad derive en una sudoración excesiva de las manos.
  • Hiperhidrosis plantar: De igual modo que ocurría con la hiperhidrosis en las palmas de las manos, la plantar también responde más a factores emocionales que físicos. El principal problema radica en la escasa ventilación de esta zona que puede generar malos olores. Por lo que, si no se actúa rápido con algún tratamiento, nuestros pies se pueden convertir en el caldo de cultivo perfecto para hongos y bacterias. Por ello, se recomienda la utilización de un calzado que transpire y elegir calcetines de algodón y no de composición sintética. Es mucho más frecuente en hombres que mujeres.
  • Sudoración excesiva en la cara: Este problema de hiperhidrosis puede afectar a la cara, al cuello y al cuero cabelludo. Se trata del problema de sudoración cuya molestia se hace más evidente para el individuo que lo sufre, derivando en un problema de vergüenza social. La sudoración facial espontánea puede aparecer al realizar actividades cotidianas como comer, hablar con otra persona o, simplemente, por el hecho de estar en una multitud.  La sudoración puede darse sola o venir acompañada de rubor facial. El principal síntoma de este tipo de hiperhidrosis es el sudor descontrolado pese a no estar en ambientes de calor o haber realizado alguna actividad física.

TIPOS DE HIPERHIDROSIS

Tal como hemos visto en algunos puntos más arriba, la hiperhidrosis no siempre responde a factores meramente físicos, sino que puede deberse a otras causas. En relación a esto,  distinguimos dos grados:

  • Hiperhidrosis primaria: Generalmente hablamos de este tipo de sudoración excesiva para referirnos a aquella que se encuentra focalizada en determinadas partes, correspondiéndose a un proceso físico que deriva en un excesivo funcionamiento de las glándulas sudoríparas.
  • Hiperhidrosis secundaria: En este caso, la sudoración excesiva se achaca a otros procesos médicos que pueden ir desde problemas hormonales (embarazo o menopausia) hasta otros procesos psicológicos como la ansiedad.

 

¿Quieres saber más sobre la hiperhidrosis? Contáctanos y resolveremos todas tus dudas. En Clínica GONZÁLEZ CAVADA somos expertos en tratamientos de sudoración excesiva. Te esperamos.

clinica dermatologica madrid

Clínica dermatológica- hiperhidrosis

¿Cómo saber si padeces hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es una enfermedad que, aunque en ocasiones pueda parecer desconocida, es mucho más común de lo que a priori parece. Cerca del 5% de la población mundial sufre de hiperhidrosis, una alteración que, en la mayor parte de los casos, no acarrea problemas de salud, pero sí reduce significativamente la calidad de vida de los afectados, pues el sudar en exceso en circunstancias poco apropiadas genera situaciones incómodas cuyas consecuencias son la pérdida de autoestima del paciente. A pesar de que se trata de una enfermedad que se puede tratar, son muchos los afectados que la sufren en silencio, sin acudir a una Clínica de Hiperhidrosis profesional y de confianza.

Esta patología consiste en la sudoración excesiva en ciertas partes del cuerpo por un fallo del sistema nervioso autónomo, que produce un estímulo exagerado en las glándulas sudoríparas y generando en consecuencia más sudor del que necesita una persona para regular la temperatura corporal. En CLÍNICA GONZÁLEZ CAVADA te explicamos qué desencadena la hiperhidrosis, cómo saber si la sufres y qué tratamientos pueden frenarla y paliar sus efectos.

¿Qué tipos de hiperhidrosis hay?

Las causas que desencadenan la aparición de la hiperhidrosis pueden atender a factores externos, como la temperatura  del ambiente, o endógenos como la realización de ejercicio físico o situaciones de nervios o estrés. El factor genético juega de igual modo un papel importante, así como la aparición de otras enfermedades que pueden dar lugar a la aparición más o menos tardía de hiperhidrosis en el paciente.

De igual modo, la sudoración excesiva puede ser de distintos tipos y presentarse en distintos grados:

1. La hiperhidrosis primaria:  

Es aquella que se relaciona con factores genéticos y que se manifiesta únicamente en partes concretas del cuerpo como manos, axilas y pies.

2. La hiperhidrosis secundaria:

Este tipo de sudoración excesiva atiende a la aparición de otras circunstancias o enfermedades como son la obesidad, el hipertiroidismo o la ansiedad. Este tipo de transpiración puede localizarse igualmente en ciertas partes del cuerpo o presentarse en regiones más amplias de la piel.

En cuanto a los grados de afectación del paciente, la hiperhidrosis puede repercutir con cuatro grados de intensidad:

Grado I: La sudoración prácticamente no se percibe y no afecta al ritmo de vida del paciente.

Grado II: Aunque es una sudoración tolerable, a veces impide la vida normal de un paciente.

Grado III: Es una sudoración poco tolerable y frecuentemente impide la vida normal del paciente.

Grado IV: Interfiere continuamente en la vida normal del paciente llegando a no ser tolerable.

Creo que tengo sudoración excesiva, ¿cómo confirmarlo? ¿Puedo combatirlo en una Clínica de Hiperhidrosis?

Si tienes sospechas de que padeces hiperhidrosis sería conveniente que acudieras cuanto antes a tu Clínica de Hiperhidrosis de confianza. Aún así existen síntomas que pueden reforzarte en tu sospecha. ¡Estate atento!

¿Crees que padeces hiperhidrosis? En este caso deberás prestar atención a los momentos en los que sufres sudoración excesiva y analizar en qué casos aparece y con qué frecuencia. Si te preocupas varias veces al día por la aparición del sudor y este surge sin motivo aparente o en exceso, observa más síntomas.

La necesidad de ducharse varias veces todos los días y cambiarte de ropa con demasiada frecuencia te estaría indicando hiperhidrosis. De igual modo, el verte obligado a llevar pañuelos, toallas o antitranspirantes también son indicaciones que señalan hacia una sudoración excesiva.

Otros síntomas son la irritación de la piel, así como la necesidad de renovar la ropa y zapatos con relativa frecuencia al estropearse a menudo por el sudor.

Más allá de lo mencionado hay que preguntarse hasta qué punto la sudoración excesiva afecta a nuestro día a día. Si el sudor nos impide hacer vida normal, condicionando nuestras relaciones sociales y laborales con mucha probabilidad se tratará de hiperhidrosis.  

En el caso de que se confirme la patología, será necesario comenzar un tratamiento destinado a paliar los efectos y prevenir la sudoración excesiva. Existen numerosos procedimientos a los que puedes acudir en tu Clínica de Hiperhidrosis, como la toxina botulínica, la iontoforesis o tratamientos tópicos a base de cloruro de aluminio o glicopirrolato.

¡Infórmate ya y acaba con el molesto sudor!

clinica dermatologica madrid

Clínica dermatológica- hiperhidrosis -1

¿Cómo combatir la Hiperhidrosis?

En verano, el calor se apropia de cada uno y hace que todas las personas sudemos.

La sudoración excesiva (hiperhidrosis) puede afectar a toda la superficie de la piel pero, por lo general, está limitada a las axilas, palmas de las manos, planta de los pies o ingles.

La zona afectada por la hiperhidrosis suele ser blanco-azulada o rosada pero, en algunos casos que la gravedad de la sudoración es más alta ,puede crear fisuras o descamaciones en la piel.

Desde nuestra Clínica Dermatológica González Cavada, nos preocupamos por la salud de todos nuestros pacientes, ayudando a combatir la hiperhidrosis.

Toxina Botulínica

El tratamiento con toxina botulínica es una de las opciones terapéuticas más novedosas para la eliminación de la hiperhidrosis.

Este tratamiento consiste en la inyección de la toxina en las zonas de hipersudoración. De esta forma, se  produce el bloqueo de la transmisión sináptica temporal mediante la paralización del neurotransmisor acetil-colina.

La duración de estas inyecciones es de 6 meses, tiempo durante el cual el exceso de sudoración que tanto nos incomodaba queda controlado.

Se realiza dibujando puntos con bolígrafo en la zona a tratar, ya sea en las manos, pies o axilas para después empezar con las inyecciones. Se deberá tener cierto cuidado en las zonas en las que se pincha, ya que se debe respetar las estructuras musculares para así no perder la movilidad.

Simpatectomía Transtorácica

Este método es eficaz para combatir la hiperhidrosis en manos y axilas, ya que se eliminan los ganglios encargados de estimular la sudoración en dichas zonas. Una vez finalizado el tratamiento, los resultados serán definitivos.

Prevenir la Hiperhidrosis sin necesidad de tratamientos

  1. Con el calor de este verano, deberemos usar prendas frescas que permitan la transpiración y preferiblemente que sean de fibras sintéticas en vez de aquellas naturales. Esto hace que el sudor aparezca menos y se mantenga la ropa seca.
  2. Realizar deporte será beneficioso, aunque pienses que no. Ya sabemos que el ejercicio hace sudar, pero será muy importante para corregir la sudoración de las manos. La hiperhidrosis en las manos se da por desregulación del sistema nervioso, así que hacer ejercicio regularmente ayuda a disminuir el sudor de estas extemidades.
  3. Tanto en el trabajo como en nuestro propio hogar, deberemos mantener el sitio fresco y bien ventilado para prevenir una alta sudoración.
  4. La hiperhidrosis se localiza en el sistema nervioso por lo que es sumamente importante cuidar nuestra alimentación y evitar en la medida de lo posible el consumo de tabaco, café, , alcohol y alimentos picantes que puedan estimular la producción de sudor.
  5. Deberemos saber qué desodorante es el mejor para nuestro sudor. A la hora de comprar un desodorante, deberemos asegurarnos de que sea un antitranspirante y que contenga sales de aluminio, ya que taponan el orificio de salida de las glándulas sudoríparas y disminuyen la segregación de sudor.
  6. Remover el vello axilar es clave para que haya una mejor circulación de aire, reducir la transpiración y evitar el sudor. De esta misma manera, ayuda a controlar el mal olor que se produce cuando las bacterias que crecen debajo del vello se alimentan de las bacterias de la transpiración. La depilación o un buen afeitado es clave para reducir la hiperhidrosis.

Elimina la Hiperhidrosis en Clínica Dermatológica González Cavada

La hiperhidrosis es una enfermedad que afecta a muchas personas en nuestro país. Por ellos es necesaria la colaboración de un experto para su eliminación definitiva.

Contacta con nuestra Clínica Dermatológica para pedir cita con tu experto en dermatología, que te asesorará realizando un chequeo general para saber cuál es el tratamiento adecuado para tu piel.

No dejes que el sudor estropeé el verano

clinica dermatologica madrid