Tag Archives: toxina botulinica

toxina botulinica

Conoce la toxina botulinica, bien aplicada no es dañina

La toxina botulinica es mejor conocida como botox, además de conseguir relajar y alisar las arrugas dinámicas de expresión, tiene un resultado preventivo de forma que mientras actúa no se marcan más las arrugas y poco a poco se van borrando incluso cuando ya ha desaparecido la acción del producto, la piel permanece lisa y tersa

Y ante la búsqueda de la eterna juventud, la toxina botulinica es un buen tratamiento para combatir el paso de los años, tanto en mujeres como en hombres, haciendo de este tratamiento uno de los más populares entre los pacientes.

Lo más importante de este tratamiento es realizarlo con personas especializadas y en centros con reconocimiento y autorización para que el procedimiento con la toxina botulinicasea más seguro y productivo.

¿Cómo funciona latoxina botulínica?

En pequeñas dosis aplicadas al cuerpo de manera correcta la toxina botulinica actúa evitando la liberación de aquellas sustancias químicas que producen las terminaciones nerviosas responsables delas contracciones musculares y así eliminando las arrugas ya existentes y evitando algunas futuras.

Recomendaciones antes de aplicar toxina botulinica

Lo primero es asegurarse que el centro y el medico donde se hace el tratamiento sea certificado y seguro, puede pedir referencias a conocidos o buscarlas en internet, también puede acudir a la entidad encargada de regular los centro de estéticas para ver si está registrada y todo es correcto.

Evite sustancias como el alcohol y el tabaco. También es recomendable no hacer ejercicio físico en la 4 horas postratamiento  y evite realizar masajes en la zona tratada antes de las 24 horas después de la inyección.

Evitar lugares como saunas, piscinas o gimnasios, también evitando cualquier actividad física sea de alto o bajo impacto.

Cuando hable con el médico, realice trate de informarse al máximo y evitando quedar con alguna duda, también es importante que no le oculte nada al médico diciéndole cualquier alergia o medicamento que actualmente este consumiendo.

¿Quién puede inyectarse toxina botulínica y quién no?

En realidad casi cualquier persona puede hacerse el tratamiento con toxina botulinica así sea una persona joven que desee acabarcon pequeñas arrugas de expresión en el rostro o personas mayores que deseen tratarse arrugas en la frente, ojos, labios, cuello o pecho.

Las únicas contraindicaciones para la aplicación de la toxina botulinica es en mujeres embarazadas, o aquellos pacientes que padecen coagulopatía o quienes toman medicamentos anticuagulantes.

Efectos secundarios de la toxina botulinica

En ningún momento los efectos secundarios de la toxina botulínica son peligrosos, entre los posibles efectos más corrientes destacamos por ejemplo:

Leve inflamación en la zona tratada por la retención de líquidos, algo que es normal debido a que el cuerpo debe absorber y asimilar la sustancia inyectada.

Por último, un posible efecto secundario sería el de una posible reacción alérgica pero, esto es prácticamente imposible que ocurra ya que el médico especialista hará un examen y análisis previo del paciente con el objetivo de evitar, entre otras cosas una posible reacción alérgica.

relleno facial botox

Cuál es el origen del botox

El botox es el nombre comercial que recibió una sustancia que proviene de una proteína producida por una bacteria, la bacteria Bacilinum, llamada posteriormente Clostridium botulinum.

La primera constancia de la existencia de esta sustancia se produjo en el siglo XVII por Justin Kerner el cual describió el botulismo, como una enfermedad o intoxicación alimentaria que producía sequedad de boca, nauseas y vómitos en los primeros síntomas, pero que en ataques más agudos provocaba la parálisis progresiva de los músculos pudiendo causar la muerte por un fallo en el sistema respiratorio.

Toxina botulinicaNo fue hasta 1895 cuando se descubrió y se consiguió aislar la toxina botulínica, más adelante conocido como botoxy fue descubierto por el Profesor Emile Van Ermengem identificando la bacteria bacilinum como la causante del botulismo.

En el transcurso de la primera mitad del siglo XX, el estudio de diferentes científicos consigue aislar la bacteria en diferentes formas, las cuales purifican la sustancia de distinta manera. De los años 50 hasta los años 80 se investiga y se prueba las capacidades de la toxina botulínica.

En 1988 comienza en sí el comienzo del botox como tal, ya que la empresa Allergan, inc. adquiere los derechos y propiedad de la toxina botulínica de tipo A, descubierta y experimentada por el Dr Scotts en los años 60 y 70.

Al año siguiente de la adquisición Allergan, inc. consigue la aprobación por parte de la FDA, organismo estadounidense para el control de alimentos y medicamentos, para la comercialización y distribución de la toxina botulínica, la cual pasaría a llamarse Botox.

A partir de este momento, el Botox comienza a utilizarse en Estados Unidos, en 1990 pega el salto de Europa, y de ahí, el Botox  se extendió y comenzó a usarse mundialmente hasta hoy, estando presente en más de 75 países, y siendo utilizado y tratado para más de 20 indicaciones diferentes.